Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Estufa o calorama?

Un chubutense que dice "calorama" fuera de su provincia es blanco de burlas.

Si bien los chubutenses no se caracterizan por tener un acento como el cordobés o una tonada como la entrerriana, la forma en la que se refieren a la estufa o calefactor es motivo de polémica y hasta de burlas por parte de habitantes de otras provincias. También en Chubut mismo se producen algunos contrapuntos con respecto a la palabra "calorama".

No, no es canje ni chivo (por si hay algún desprevenido, Orbis Calorama es una marca de estufa, o calefactor, como más le guste nombrarlo). Así como en Buenos Aires algunos llaman "paty" a las hamburguesas, o les llamamos “curita” a los apósitos para cubrir una raspadura o un corte y "plasticola" o "voligoma" al adhesivo vinílico, en Chubut al artefacto que genera calor en los ambientes lo llaman "calorama", sobre todo en la zona de la cordillera y en el valle, mientras que en el sur de la provincia, como en Comodoro Rivadavia, ya genera cierta polémica el término.

De hecho, hubo algo de revuelo a mediados de enero de 2020, cuando estuvo de moda en Twitter el diálogo:

–¿Sos de (inserte nombre de provincia)?
–Sí 
–Ay, decí (inserte palabra, modismo, o frase característica de esa provincia que causa gracia a los demás)
–¿Sabes que estás reforzando un estereotipo? Además no estoy hablando con vos para divertirte y que te burles de mi forma de hablar
–Decilo

En esa ocasión, el usuario @sebamadryn puso de ejemplo a Chubut, culminando con "calorama", y una de las respuestas a su tweet fue de un comodorense: "Nunca en la vida dije 'calorama' por calefactor, ni escuché a otros que lo hagan. Me suena porteño, la verdad".

Por el contrario, los oriundos de Puerto Madryn, Trelew, Gaiman u otras localidades del Valle Inferior del Río Chubut o de Esquel, Lago Puelo, Trevelin y el resto de la cordillera, sí se identificaron con la expresión. También se sintieron interpeladas personas de otras provincias patagónicas, como Tierra del Fuego y Neuquén, por lo que podríamos hablar de un término regional más que provincial –y poner en duda la cuestión de provincial, porque en Comodoro Rivadavia "calorama" está fuera del diccionario de los nacidos y criados en la ciudad petrolera–.

El problema mayúsculo, de todos modos, lo tiene los chubutenses que emigran hacia el norte, sobre todo los estudiantes universitarios que desembarcan en La Plata, Buenos Aires y Córdoba, que ante la enunciación de la palabra "calorama", son mirados con cara de póker por sus interlocutores.

La respuesta inmediata (luego de las risas, obviamente) es comenzar a preguntar "cómo se le dice" en Chubut a cualquier artefacto que esté más o menos a la vista, además de formular la hipótesis de que un vecino de por, ejemplo, Dolavon o Sarmiento, va en su ñandú a comprarle alimento al pingüino que tiene como mascota, o las preguntas clásicas, como si hay televisión por cable o algún otro servicio que llegó hace rato a territorio chubutense. Sí... se pregunta en broma, pero también un poco en serio y con “calorama” encontraron la excusa para saldar la duda sin ofender.

Por otro lado, decir "calorama", puede abrir la puerta a otras expresiones que usan los chubutenses con total normalidad y, al estar en otro lugar, puede causar la misma reacción que el sinónimo de estufa. A falta de tonada que haga que alguien te pueda sacar la ficha a los cinco minutos de comenzar una charla, la enunciación de "calorama" es un detector de chubutenses (o de patagónicos).

¿Sos chubutense (o de otra provincia patagónica)? ¿Cómo le decís a ese artefacto que usás para calentar la casa cuando hace frío? ¿Qué otra palabra has dicho fuera de la provincia y se te quedaron mirando con cara de póker porque no sabían a qué te referías?

 

Rating: 5.00/5.