clima-header

Buenos Aires - - Sábado 21 De Mayo

Home Gente Cómo hablamos El lenguaje del amor cordobés

El lenguaje del amor cordobés

Te tiramos unos tips de amor si tenés un enamorado o enamorada cordobesa para conquistar. Estas palabras no te pueden faltar…

Cómo hablamos
Amor-en-cordobes

Los cordobeses somos chamuyeros y embrolleros. Pero, para tener la magia que tenemos a la hora de conquistar a nuestros amores, primero aprendimos a hablar de una manera original. Serán estas palabras el “abracadabra” del amor. Será que estas expresiones son una suerte de embrujo que hace que los amantes se rindan a nuestros pies.

No besamos, chapamos

Este es el lenguaje del amor en todo el territorio argentino. El verbo chapar es famoso en todas las provincias, pero ¡en Córdoba también se usa una banda!

No cortejamos, chamuyamos

Si se trata de chamuyo, los cordobeses somos expertos. Si sos cordobés, tenés una licenciatura en chamuyo. Que no solo se aplica a las relaciones amorosas, se aplica a cualquier contexto en el que sea necesario vender, o venderse.

No conversamos, hablamos giladas

Cuando queremos charlar un poco, sacar tema o hablar de cosas para alargar un poquito más el encuentro, hablamos giladas. No se trata de una conversación real, es pura gilada de verdad.

No tenemos sexo, culiamos

Y sí… no podía faltar. En Córdoba todos somos culiados, y todo está relacionado con ese verbo. Así que así llamamos a nuestra forma de tener sexo en territorio cordobés.

No hacemos el amor, embroiamos

Un embroio es un enredo. Cuando los cordobeses nos enredamos y nos quedamos mimándonos, decimos que embroiamos. Pero también esta palabra se puede usar para cuando se arma quilombo. Así, embrollar tiene dos significados. Uno, más propio del amor… y otro, que tiene que ver con peleas y desacuerdos.

No vemos a las personas sexies, las vemos ricazas

Un chico lindo está ricazo. Una chica linda está ricaza. Si te dicen esto, es porque te quieren comer la boca. Así que estate atento.

No tenemos novia, tenemos guacha o guacho

Guacha y guacho son los nuevos parentescos de esta época. “Me voy con el guacho”, “me voy con la guacha”, son las frases que usamos para hacerles saber a nuestros amigos o familia que nos vamos con nuestras parejas.

No tenemos hijos, tenemos críos

Es así, los cordobeses nos reproducimos y traemos críos al mundo. No traemos niños, ni hijos.

 

Fecha de Publicación: 14/02/2022

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

13-palabras 13 palabras entrerrianas que tenés que conocer (Parte I)
 glosario cordobés Diccionario cordobés

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Buenos Aires
Parque Chacabuco Historia de los barrios porteños. Parque Chacabuco, la chispa verde

Orígenes que funden jesuitas y polvorines, esta barriada de clase media late bajo las sombras de año...

Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Pompeya Historia de los barrios porteños. Pompeya, paredón y más que después

Barriada populosa íntimamente ligada a los acontecimientos que hicieron la ciudad, Pompeya creció co...

Nostálgicos
Circo Sarrasani ¿Te acordás del Circo Sarrasani?

En el arcón nacional del gran circo, el primer nombre que se viene a la mente es Sarrasani. Tigres d...

Historia
Fray Mamerto Esquiú Fray Mamerto Esquiú. Basta ya de palabras, que no han salvado a la Patria

El Orador de la Constitución, el franciscano que bregó por el respeto de las leyes y las institucion...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades