Skip to main content

¿De dónde viene el término «che»?

Pocas palabras distinguen tanto a los argentinos como el “che”. Pero ¿de dónde surge? Te contamos las diferentes teorías.
Cómo hablamos
che
| 10 febrero, 2020 |

Si hay una palabra que caracteriza a los argentinos (y a los uruguayos también, por supuesto) es el che. La RAE lo define como una interjección “para llamar, detener o pedir atención a alguien, o para denotar asombro o sorpresa”, pero la realidad es que nosotros la usamos también como vocativo (es decir, con función apelativa en reemplazo del nombre de la persona a la que le estamos hablando).

Dejando atrás las formalidades, lo que nos interesa es de dónde surgió esta palabra tan particular y tan nuestra. Los lingüistas tienen varias teorías para determinar su origen. Te contamos las más destacadas.

La teoría valenciana

La primera teoría dice que el che derivaría de la interjección en la lengua valenciana para llamar la atención: «cé», cuyo sonido sería similar al del che. Sin embargo, quienes no están de acuerdo con esta teoría dicen que –en la evolución de las lenguas– es improbable que una interjección se convierta en un vocativo, ya que estos últimos nacen de nombres y pronombres.

La teoría mapuche

Existen quienes creen que el término surge del araucano, el idioma de los aborígenes mapuches, originarios del territorio chileno y argentino. En esa lengua, significa “gente” (mapuche es “gente de tierra”). La teoría también tiene sus detractores, porque es difícil que se haya dado el traspaso del araucano al español, primero, y de su sentido original (“gente”) a transformarse en pronombre después. Además, no existen rastros del che en Chile, donde también habitaron estos aborígenes.

La teoría guaraní

Tal vez la más válida es la teoría guaraní. En esta lengua, che significa “mí” (pronombre posesivo). De esta manera –dicen los lingüistas–, el paso de esta palabra de pronombre posesivo a vocativo es altamente probable.

A su vez, hay que recordar que muchos de estos aborígenes participaron en las guerras de la Independencia. Entonces, si los soldados españoles se dirigían a sus superiores con términos como “mi coronel” o “mi sargento”, es probable que los guaraníes lo hicieran diciendo “che coronel” o “che sargento”. Y de allí la transformación posterior.

Cualquiera sea el origen, la realidad es que la palabra che es una parte constitutiva de nuestro ADN argentino.

Rating: 5.0/5. De 1 voto
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X