clima-header

Buenos Aires - - Viernes 27 De Enero

Home Gente Cómo hablamos ¿De dónde sale “poner los cuernos”?

¿De dónde sale “poner los cuernos”?

¿Te gustaría saber de dónde salen las frases "poner los cuernos" y "a cada chancho le llega su San Martín"? Esta no es para vos.

Cómo hablamos
poner-los-cuernos

¿Es usted, querido lector, de esas personas que disfrutan conocer los recovecos y las sutilezas del lenguaje? ¿Le interesa saber, por ejemplo, cuál es el origen de frases que utilizamos todos los días como "poner los cuernos"? Si es así, esta nota es para usted. Y si no, le recomendamos leerla igual: va a tener tema de conversación para la próxima reunión social y va a quedar como un duque.

Ahora, si es un fanático en serio, puede ingresar a las entregas anteriores, donde va a poder enterarse la génesis de frases tales como “tirar manteca al techo”, “ponerse la gorra”, “me cortaron las piernas”, “no hay tu tía”, “no quiere más lola”, o “más loca que una cabra”, por ejemplo.

Poner los cuernos

En la Edad Media la humanidad no estaba muy avanzada que digamos y había algunas leyes que, bueno, dejaban un poco que desear. Una de ellas era lo que se conocía como “derecho de pernada”. Este derecho implicaba que alguien de un estrato social más alto podía acostarse con la mujer de alguien más bajo si así lo disponía. Cuando esto ocurría, el “intruso” (por decirle de algún modo) colgaba en la puerta una ornamenta de ciervo para advertir que no debía ser interrumpido. Lo más llamativo es que para el del estrato más bajo, mostrar cómo su señor “le había puesto los cuernos” era un orgullo porque lo interpretaba como un símbolo de belleza de su mujer. En fin. Gustos son gustos.

A cada chancho le toca su San Martín

Esta me da un poco de lástima por los pobres chanchos. El tema es así: era una costumbre muy extendida que el 11 de noviembre, día de San Martín de Tours (patrono de Buenos Aires), se celebrara comiendo lechón. Entonces, la frase, que hoy se usa más para decir que “la justicia siempre llega”, en su origen tenía un significado más cercano a lo que podríamos interpretar como “hagas lo que hagas, te vas a morir igual”. Pobres chanchos, che.  

Fecha de Publicación: 27/08/2021

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Georgina-rodriguez-rompe-cuarentena La novia de CR rompió la cuarentena
corazón-san valentín Amor de importación

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Nostálgicos
Mar del Plata y sus atardeceres infinitos Mar del Plata y sus atardeceres infinitos. Yendo de la arena al pub o la discoteca

Hace medio siglo la Ciudad Feliz mostraba una singular vida turística, tiempos donde gran parte de l...

Arte y Literatura
Romper el maleficio libro “Romper el maleficio”. Un libro analiza los 18 años de River sin conseguir títulos

El escritor y abogado Francisco Javier de Antueno presentó un extenso trabajo, obra donde figuran la...

Nostálgicos
Mar del Plata Mar del Plata, el bocado irresistible. A medio siglo de una irrepetible oferta gastronómic...

A principios de los ‘70s, la “Ciudad Feliz” ofrecía una impactante cartelera de lugares para comer d...

Salud y Estética
Florencio Escardó Florencio Escardó. La sociedad enferma

Un artículo sobre la salud mental de quién marcó un antes y después en la pediatría argentina. Fecha...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades