Buenos Aires - - Viernes 03 De Julio

Home Gente Cómo hablamos Boludo sí, pelotudo no

Boludo sí, pelotudo no

¿Es lo mismo decirle a alguien boludo que pelotudo? ¿Cuál es la diferencia entre esos dos términos? ¿Son sinónimos? ¿Vos qué opinás?

Gente
Boludo-si

Parece lo mismo, pero no lo es. Una cosa es que a uno le digan que es un boludo, otra muy distinta es que te digan pelotudo. Un boludo es aceptable, es hasta simpático, cariñoso. “Ay, sos un boludoooo”, nos pueden decir sin que nos ofendamos. Incluso nosotras mismas podemos decir: “¡Qué boluda que soy!”, cuando nos equivocamos, nos olvidamos algo o metemos la pata. Boludo sí.

Pero con el pelotudo las cosas cambian. Nadie le dice con amor a un amigo: “Pelotudo, no sabés lo que me pasó ayer”. Mmm no. No es lo mismo. “Sos una pelotuda” suena fuerte, suena a reto, a provocación. Si nos bancamos el pelotudo, es porque sabemos que el otro tiene razón.

Pelotudo es, quizás, la palabra más utilizada para definir al que le rompió el corazón a tu amiga (sobre todo si tu amiga es reincidente). El flaco es un pelotudo, no hay otra. Se la pierde, por pelotudo. Si es la mujer la que se porta mal, los términos cambian, pero ese ya es tema para una nota aparte.

Entonces: boludo sí, pelotudo no. Nunca. Parecen sinónimos, pero no lo son. El boludo es más versátil, se aplica a distintos contextos, se utiliza con distintos tonos, está más naturalizado. El pelotudo sigue siendo una puteada, un insulto, una mala palabra. Una agresión. Vayamos con cuidado, no vaya a ser cosa que nos confundamos y tomemos a un pelotudo solo por boludo. Porque no es lo mismo. No lo es.

Fecha de Publicación: 18/11/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Gastronomía
lata-en-vino ¿Me das una lata de vino?

Las formas de consumo se van adaptando a las necesidades de la gente y a las reglas de mercado. Vino...

Gente
tigre Un tigre asesino en Santa Fe

El convento de la orden de los franciscanos de la capital provincial guarda una terrible historia. U...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades