Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¡Andá a llorarle a montoto!

Cuando algún argentino se queja de algo con alguien y su interlocutor no puede o quiere ayudarlo, es común que le diga “andá a llorarle a montoto”.

¿Alguna vez alguien te mandó con montoto a quejarte? ¿Sabés que la expresión “andá a llorarle a montoto” surgió de una historia verdadera? El tal Montoto no es un personaje ficticio sino que fue una persona de carne y hueso.

Mario Montoto era un empleado del Banco Provincia de Buenos Aires. Un tipo estricto, honesto y muy aplicado al resolver cuestiones laborales. Como se dice normalmente, un funcionario ejemplar.

Por este motivo, cuando se presentaba algún problema a la hora de cobrar un cheque, los cajeros derivaban a los clientes a Montoto, usando la frase “andá a llorarle a Montoto”. Porque Mario siempre resolvía los inconvenientes de una manera eficaz.

¿Conocías la historia del señor Montoto?

Rating: 0/5.