Skip to main content

¡Andá a llorarle a montoto!

Cuando algún argentino se queja de algo con alguien y su interlocutor no puede o quiere ayudarlo, es común que le diga “andá a llorarle a montoto”.
Cómo hablamos
17 septiembre, 2019

¿Alguna vez alguien te mandó con montoto a quejarte? ¿Sabés que la expresión “andá a llorarle a montoto” surgió de una historia verdadera? El tal Montoto no es un personaje ficticio sino que fue una persona de carne y hueso.

Mario Montoto era un empleado del Banco Provincia de Buenos Aires. Un tipo estricto, honesto y muy aplicado al resolver cuestiones laborales. Como se dice normalmente, un funcionario ejemplar.

Por este motivo, cuando se presentaba algún problema a la hora de cobrar un cheque, los cajeros derivaban a los clientes a Montoto, usando la frase “andá a llorarle a Montoto”. Porque Mario siempre resolvía los inconvenientes de una manera eficaz.

¿Conocías la historia del señor Montoto?

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X