Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Alguna vez viste caer piedra sin llover?

Una de las expresiones que mejor representan la realidad de los mendocinos. Conocé el significado de la piedra sin llover y otras expresiones.

En una nueva entrega, repasamos algunas expresiones típicas mendocinas para que, cuando nos visites, entiendas cualquier tipo de frase que mencione algún local. Y, si al llegar a una reunión alguien dice “cayó piedra sin llover”, entiendas que tu presencia no ha caído bien entre esas personas.

Cayó piedra sin llover

En Mendoza, la palabra “piedra” tiene dos significados. Por un lado, se trata de la materia mineral dura que constituye a una roca. Pero, por el otro, también se le llama “piedra” al granizo. Es que, muchas veces, cuando se da el fenómeno de precipitaciones en forma de granizo, las bolas de agua congelada que caen suelen tener el tamaño de una piedra. Este granizo, o esas piedras, son realmente dañinas. No solo por el peligro que suponen para las personas o los autos, si no, sobre todo, para los productores que pasan todo el año cuidando sus cultivos y, en un par de segundos, pueden perderlo todo al padecer los golpes del granizo. Pero la situación es peor cuando el granizo cae sin estar acompañado de lluvia. Es que, cuando esta cae junto con las piedras, el impacto de estas últimas es menor. En cambio, al caer en seco, o “sin llover”, el problema es mayor.

Por esta larga explicación, cuando una persona que no es bienvenida llega a alguna reunión o juntada entre amigos, alguno se arriesga a decir: “Uh, cayó piedra sin llover”.

A la que te criaste

Esta expresión se usa para describir que una acción se está llevando a cabo sin mayores cuidados y de forma imprevista. Sin planificación ni premeditación alguna. Un ejemplo podría ser: “Si llega a llover, hay que levantar todo el campamento y salir disparando, así, a la que te criaste”. Si bien la frase es utilizada en otras partes del país, aquí en Mendoza es la forma más común de referirnos a la situación descripta.

Mear fuera del tarro

Un tanto más fisiológica, esta frase nos rememora, sobre todo a los hombres, a esos momentos en los que, afectados por el alcohol o por el sueño, no logramos orinar de manera direccionada. Sin entrar en mayores descripciones, debemos saber que no embocarle al inodoro es algo totalmente desubicado. Por eso, “mear fuera del tarro” es hacer o decir algo que no viene al caso, que no es necesario, que es desubicado. Ejemplo: si un policía nos quiere poner una multa porque estamos con las luces bajas apagadas y nosotros, en lugar de acatar la orden, lo invitamos a pelear, estamos meando fuera del tarro. Es totalmente desubicado. Sería algo así como “irse al pasto”, cuyo significado está en esta nota.

Qué lo pan con queso

En lugar de insultar y maldecir ante una circunstancia de la vida donde las cosas no han salido como queríamos o esperábamos, decimos: “¡Qué lo pan con queso!”, en lugar de “¡qué lo pario!” (con la parte de la frase que lo antecede). Una variable que tenemos en Mendoza al pan y queso, y que fonéticamente se parece un poco más al “¡qué lo parió!” es decir: “¡Qué lo tiró!” o, directamente, “¡lo tiró´!”. Es muy común escucharlo entre los adultos que más canas peinan.

Ante cualquiera de estas situaciones, cuando estés enojado con algo que acaba de ocurrir, cuando llegue alguien con quien no te llevas muy bien o si escuchas que alguien dice fuera de lugar, ya tenés una batería de frases para disparar y quedar como un mendocino más.

Rating: 0/5.