Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Aca.

Los tucumanos tomaron el "aca", de tres letras, y la convirtieron en un comodín: se inventaron un insulto multiuso.

Aca. No es una sigla. Tampoco lleva tilde. Si buscamos el término en el diccionario, nos dice que, en Argentina y en Bolivia, significa ‘excremento’. Pero en Tucumán significa eso y mucho más.

Aca es, también, una unidad de medida: "Tá má lejo' que el aca". Significa ‘romper’: “Hacelo aca el juguete, yo te vo' a hacer aca a vo'”. Se utiliza cuando alguien está en estado de ebriedad: “Estoy hasta el aca”. O para señalar a una mujer embarazada: “Está hasta el aca esa”. Es sinónimo de mala calidad: "E' una aca la remera esa”. Se le dice al ignorante: “Tené aca en la cabeza”. Se usa para manifestar desacuerdo: “Comé aca”.

Los tucumanos tomaron una palabra simple, de tres letras, y la convirtieron en un comodín: se inventaron un insulto nuevo, multiuso, cuyo sentido solo podrá entender quien haya adquirido los códigos particulares del lugar, y podrá aplicarlo cuando corresponda en cada contexto.

Porque son esas pequeñas notas propias las que le dan identidad a cada provincia, a cada pueblo, y le aportan color y variedad a nuestro idioma. Y, si alguien dice que es un error, un mal uso de la lengua, ya sabemos cuál sería la respuesta de un tucumano.

Tucumano básico en TikTok

El lenguaje cotidiano de los tucumanos, conocido como “Tucumano básico”, ha sido motivo de investigación por parte de lingüistas, académicos, cómicos y youtubers. Esta variedad idiomática rica en expresiones de lo más variopintas ha generado fascinación entre los oyentes. Tanto es así que una joven tucumana usuaria de la red social Tik Tok ha hecho una serie de videos para enseñarnos de manera divertida algunos de los términos esenciales del diccionario tucumano de todos los días: Ura, pingo, mavé, giriar, chucho, cusifai y muchas otras. 

Es imposible separar a los tucumanos de la forma en que hablan. Aunque se los tilde de “mal hablados” por no respetar las normas de la Real Academia, no se puede negar que el lenguaje cotidiano de los tucumanos, con su ritmo y tonalidad tan particular, atrae la atención de todo aquel que visite su territorio. Esta vez te mostramos la visión de una usuaria de Tik Tok. La joven tucumana conocida en esta red con el usuario @Lailuali ha explorado las particularidades del lenguaje de los tucumanos y sus videos se han vuelto virales. 

La tucumana analiza una gran variedad de palabras, entre ellas “ura” palabra que a pesar de contar con un significado concreto, se presta para múltiples usos lingüísticos y muchas veces no cuenta con la mejor reputación. Así la describe: “Su significado en sí es la vagina, la concha, la cajeta, pero no se utiliza sólo para eso, yo diría que se usa como usan la palabra bitch los yanquis.  Literalmente, metemos la palabra donde se nos cante el pingo. Para mandar a alguien a la mierda: Chupame la ura. Para referirnos a un amigo o una amiga sin decir su nombre: ¿Cómo andás ura? Cuando te golpeás con algo: ¡Ay la ura!...”. Aquí se muestran algunos de los variados usos de la popular palabra que la tiktokera plantea. Y también detalla sus variantes idiomaticas: “Somos tan versátiles con nuestro vocabulario que, a veces, en vez de decir ura, podemos decir ure”. 

“Mavé” es otra de las expresiones características que Laila pone bajo la lupa en sus videos. La describe como “nuestra forma de decir a ver, por ejemplo, mavé ura correte del medio o mavé mostrame”. “Cusifai”: “lo usamos cuando no nos acordamos el nombre de algo”. “Se mua ido”: “nuestra forma de decir nos hemos ido”. Chucho, arrimao y giriar son otros de los vocablos analizados. 

Por supuesto, no podía faltar en este “diccionario” la palabra emblemática de Tucumán que, como mencionamos más arriba, es aca. Aquí su explicación: “Aca significa caca, pero también se puede usar cuando alguien es muy mezquino y nunca quiere poner para el escabio, por ejemplo: no a ese culiao ni lo invitemos, si es re aca. La palabra también puede ser utilizada cuando estamos en estado de ebriedad: no ura, estoy hasta el aca. También puede ser utilizada como adjetivo cuando alguien no es buena persona: es un montón de aca o no vale ni aca”. 

Por último, pero no menos importante menciona al famoso “pingo”. Con esta palabra ya nos encontramos frente a un análisis más meticuloso ya que el periodista tucumano Juanjo Domínguez hizo un estudio más que detallado al respecto.

Rating: 0/5.