Ser Argentino. Todo sobre Argentina

5 refranes populares del interior cordobés

Las hablas de Córdoba son muchas y cada zona tiene sus frases predilectas. En esta nota te contamos 5 refranes que se usan con frecuencia en el interior cordobés.

“Las hablas de Córdoba. Registro, conflictos y proyecciones” es un proyecto de la Universidad Nacional de Córdoba y la Facultad de Lenguas. En dicho trabajo, estudiosos de la lengua española se dedicaron a recolectar frases, refranes y fenómenos de todo tipo en las hablas de esta provincia mediterránea. Los resultados fueron llamativos y funcionaron como una clara demostración de la diversidad que habita la provincia. Si bien las personas entrevistadas pertenecían a las localidades de Villa del Rosario, Cura Brochero, Villa de Tulumba, Huinca Renancó y Marcos Juárez, la diversidad se extiende a todo el territorio argentino y se refleja en nuestras formas de hablar. Tener un registro de esto es muy enriquecedor. 

Entre las expresiones más usadas en estas zonas, se encontraron las siguientes:

1. Muerto el perro, se acabó la rabia

Esta frase está relacionada con la idea de causa y efecto. Quiere expresar que para que desaparezca un problema, hay que eliminar el factor que lo produce. Este refrán invita a cortar los conflictos de raíz. Este dicho popular tiene la rabia como elemento central ya que es una enfermedad incurable que afecta a los perros generando en ellos un comportamiento agresivo. La rabia puede ser transmitida a los seres humanos por medio de una mordida de un perro infectado y no tiene cura. Así es, que como presenta una grave amenaza, cuando un perro es infectado se lo sacrifica para detener la propagación del diagnóstico. De ahí nace el dicho, y hacia el mundo se propaga…

2. Se juntaron el hambre y las ganas de comer

Este refrán hace alusión a la unión de dos o más personas que tienen los mismos vicios, racionamientos o defectos. También se usa a menudo para hablar de la coincidencia de dos o más circunstancias, que son similares o agravantes.

3. A caballo regalado no se le miran los dientes

Es un proverbio muy famoso y popular. Significa que, al recibir un regalo, se debe demostrar una actitud de satisfacción, alegría y agradecimiento,sin importar si es de nuestro agrado o no. Es una especie de moraleja que enseña a no buscar defectos en los obsequios que nos hacen.

El origen se remite al ámbito de los equinos. Ya que, a través del estado de los dientes de los animales, se puede determinar la edad y su estado de salud. A los dos años, los caballos cambian de dentadura y les nacen dientes de color amarillento. Con el pasar de los años estos se empiezan a desgastar. Por lo cual, mirarle los dientes a un caballo es hacer una revisión para ver en qué estado se encuentra. 

4. El muerto se ríe del degollado

Otra variante es la de “el muerto se asusta del degollado”. Este dicho se utiliza para describir a una persona que se escandaliza de la situación de otra, sin percatarse de que ella misma se encuentra en una situación similar o peor.

5. Sarna con gusto no pica

La sarna es una afección contagiosa que afecta directamente a la piel, provocando ardor y picazón. Esta afección es muy molesta y la frase se usa para referirse a todas esas cosas que en principio son molestas, pero que los beneficios que llevan detrás son favorables o interesantes para nosotros. Porque una molestia, si nos resulta placentera, deja de ser una molestia.

Y vos… ¿usas alguna de estas frases?

Rating: 0/5.