Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Yo Argentino: "El number one".

Varios estudios develan que uno de los rasgos más salientes al momento de definir a los argentinos es el "narcisismo".

Varios estudios develan que uno de los rasgos más salientes al momento de definir a los argentinos es el "narcisismo". El narcisismo es el amor que un ser humano dirige hacia sí mismo. Refiere al mito griego de Narciso, quien amaba tanto su imagen reflejada en el agua, que un día se acercó tanto a ella y terminó ahogándose. Sigmund Freud, padre del Psicoanálisis, introdujo el concepto de narcisismo en 1914. En este texto, el concepto de narcisismo deviene como modo y condición necesaria para la estructuración de la personalidad.

Ahora bien... cabe preguntarnos. ¿Por qué será que el narcisismo nos define a los argentinos?

La fama de egocéntricos y soberbios data ya de mucho tiempo. Quizás hoy se diluya en un mundo global, en donde el individuo se concentra en sí mismo y dedica su tiempo a  contemplar su imagen. Claro ejemplo de lo dicho: nuestras "selfies". ¡Y para colmo la realidad nos confronta y nos confirma que varios de los "mejores" son argentinos!

Con mucho orgullo somos parte de los triunfos de Maradona, Messi, Paula Pareto, Lucha Aymar, Manu Ginóbili, Julio Boca, Daniel Barenboim, Martha Argerich, Jorge Luis Borges, René Favaloro, el Papa Francisco. En las distintas áreas en que cada uno de nosotros desea encontrar su ídolo, artista, deportista, gurú, hay un argentino como referente que ha aportado algo más allá de nuestras fronteras.

Cada una de estas personas, si bien se destacan por sus  talentos, obras y logros, dejan una huella en todos nosotros. A su vez, es necesario pensar que seguramente cada uno de ellos también ha renunciado a una parte de su narcisismo, ya sea para pasar una pelota, para enseñar su música, para salvar una vida o simplemente para compartir...

En estos días en que pareciera que sólo importa lo individual y el amor hacia uno mismo, no nos olvidemos que hasta los "number one" necesitan de un otro para vivir...

Rating: 0/5.