Skip to main content

«Yo, Argentino»

“Yo, argentino” una expresión que se fue cargando de sentido en el del tiempo y que dice bastante de cómo somos.
Así somos
| 27 marzo, 2019 |

Dos palabras pueden resumir mucho. “Yo, argentino” es una expresión que se fue cargando de sentido a lo largo del tiempo y que dice bastante de cómo somos. La historia cuenta que surgió con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, frente a la cual Argentina se declaró neutral. Miembros de la clase alta del país, sorprendidos en Europa por el conflicto bélico, ante cualquier inconveniente con las autoridades presentaban su pasaporte, y aclaraban: “Yo, argentino”.

Entonces, esa simple frase –que en un principio implicaba simplemente “yo soy neutral”– fue mutando en su uso hasta transformarse en “yo no tengo nada que ver”, “yo no me meto”, “yo me lavo las manos”. Si bien en algunas situaciones su utilización quiere parecer divertida o pícara, uno más de los componentes de la tan mentada viveza criolla, la realidad es que es una expresión que define bastante bien nuestro ser nacional.

Yo, argentino” tiene que ver con nuestro hábito de escapar de las responsabilidades, de evitar los problemas, de tomar el camino más fácil y poner nuestros intereses por sobre los del resto. Es la justificación perfecta para nuestras actitudes más mezquinas, la excusa irrefutable para nuestros peores actos.

Aún estamos a tiempo de seguir convirtiendo esa frase en algo distinto, hasta que un día “yo, argentino” tenga menos que ver con la viveza y más con alguna de las tantas características entrañables de nuestra esencia.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X