clima-header

Buenos Aires - - Lunes 26 De Julio

Home Gente Así somos Un cementerio de fantasmas reales y tecnológicos

Un cementerio de fantasmas reales y tecnológicos

Ubicado en la capital misionera, el cementerio La Piedad es famoso por sus historias de fantasmas. Ahora también cuenta con ¡fantasmas digitales!

Así somos
historias cementerio La Piedad

La historia del cementerio La Piedad es una historia normal. No fue construido sobre un cementerio indígena previo, ni estuvo cerca de una vieja casa embrujada. Inicialmente estuvo ubicado donde se encuentran actualmente la Catedral, la Plaza 9 de Julio y áreas lindantes. Luego, por el 1800, debió trasladarse a la Chacra N°42, debido al crecimiento constante de la población. Por último, se movió al lugar en el que actualmente se encuentra alojado. Debió haber sido todo un acontecimiento la mudanza del cementerio capitalino. Solo imaginar los carruajes cargados de cuerpos muertos, viajando de un lado a otro de la ciudad. El polvo rojo flotando fantasmagóricamente en el aire, al ritmo de los cascos de los caballos. ¡Ver eso habrá dado mucho miedo!

3 serenos 3 historias

El cementerio contó con 3 cuidadores legendarios: Estanislao Amarilla, Rubén Ojeda y Nicanor Martínez. Sin quererlo, estos tres hombres son la mejor enciclopedia ilustrada de fantasmas de La Piedad.

Ojeda

Rubén Ojeda estuvo afectado a la guardia de La Piedad, tanto de día como de noche. Hoy reconoce que, cuando baja el sol, el silencio y la oscuridad suelen jugarles una mala pasada a muchos. “De noche te tira un poco, más si te metes mucho la idea en la cabeza. Pero no tenés que pensar en eso porque, si no, no vas ni acá a mitad de cuadra”, aseguró Ojeda.

El sereno contó una anécdota de hace algunos años atrás. Era de noche, alrededor de las 23. “Traigo estas flores para un pariente mío”, le dijo una señora de vestido largo al compañero de Ojeda. El hombre se puso en guardia. “Me contó que le agarró como un frío, pero igual no la dejó entrar. La mujer, resignada, se fue caminando por la vereda de Almirante Brown hacia Tomás Guido. Él la siguió con la vista, hasta que, de repente, se esfumó como si se la hubiera tragado la tierra. Nunca más la vimos”.

Martínez

Nicanor Martínez tiene 70 años y al menos 15 de trabajo en la chacra 60. Martínez asevera haber visto con sus propios ojos algo que su mente jamás pudo explicar. En una de esas jornadas bajo la luz de la luna vio que una muchacha vestida de blanco caminaba. Misteriosamente se dirigía hacia él desde el centro del cementerio.

“Desde la cruz mayor venía una piba, linda piba, bien rubia y de unos 25 años. Primero andaba entre los árboles y después por el camino principal. Me fui para decirle que tenía que irse del cementerio. Todavía estaba lejos cuando parece que me vio y se metió entre los panteones. Yo la seguí y estaba a unos cuatro metros detrás de ella cuando, ‘CLICK’, desapareció de enfrente mío. Quedé nulo. Ahí ya no quise seguir y volví al portón”, recuerda Nicanor.

Amarilla

Estanislao Amarilla tiene 63 años y fue uno de los guardias con mayor antigüedad en horario nocturno. Llegó al cementerio hace unos 19 años. Siempre trabajó de noche y reconoce que, en un principio, esta tarea lo intranquilizaba.

La madrugada de 1995, Amarilla cumplía su guardia en el portón de entrada. De repente, notó un movimiento entre los panteones. Bajó las escalinatas y vio que alguien (¿o algo?) avanzaba hacia él. Apresurado, dio la voz de alto, pero el recién venido ni se mosqueó. Estanislao sacó el arma y disparó varias veces al aire pensando en que las descargas detendrían al caminante, pero no. El guardia entró en shock y se desmayó. “Eran las 2 y recién me levanté con el primer rayo de sol en la cara, a eso de las 7. Nunca supe qué fue eso”, concluye el sereno en medio del misterio.

Los fantasmas digitales no asustan ¿o sí?

Producto de la nueva era tecnológica, La Piedad cuenta ahora con una App “fantasmagórica”. La aplicación fue desarrollada por la Universidad Nacional de Misiones (UNAM) y la Municipalidad de Posadas. La App visualiza con realidad aumentada espacios y personalidades destacadas del cementerio La Piedad.

Para tranquilidad de los más asustadizos, el nuevo dispositivo no “revive” a los fantasmas peligrosos. Son 11 postas señalizadas. En cada una se pueden escanear los carteles para acceder a los personajes en tamaño real, interpretados por actores locales. Cada fantasma digital ofrece un mensaje acerca de su legado, además del material audiovisual.

Así, a las visitas guiadas se suma la posibilidad del sendero autoguiado a través de la App. Esta iniciativa permitió que la gente pueda apropiarse del cementerio como un espacio de valor cultural, histórico y turístico. Pero, más importante aún, logró que le tengamos un poquito de menos miedo al cementerio.

Fecha de Publicación: 23/04/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
Revolución del Parque Revolución del Parque 1890. Nace la política contemporánea argentina

El movimiento cívico-militar que fracasó el 26 de julio de 1890 marcó el camino del imperio democrát...

Historias de gente
Matías Bocchio Matías Bocchio: la historia del exfutbolista empresario

Debutó en Platense, participó en una goleada histórica a Boca, siguió su carrera en Alemania y, una...

Tradiciones
payador La famosa payada que dio origen al día del payador

Se celebra todos los 23 de julio; fue declarado en 1992, a partir de una célebre payada. Leé la hist...

Espectáculos
Mirtha Y Marcelo Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli, dos estrellas en un año predestinado al olvido

La legendaria animadora confirmó oficialmente que no volverá a la pantalla chica antes de octubre, m...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades