clima-header

Buenos Aires - - Miércoles 29 De Junio

Home Gente Así somos Un caballo deprimido en cuarentena

Un caballo deprimido en cuarentena

El correntino Esteban N. rompió la cuarentena para llevar a su caballo deprimido a la curandera. ¿Querés saber qué dijo la gente?

Así somos
Caballo deprimido

No es la primera vez que la fe y las creencias populares chocan contra el campo científico. En Corrientes, y en gran parte del interior, muchas personas siguen creyendo en leyendas, curanderos y lobizones. Mito o realidad, el asunto se convirtió en un serio obstáculo a la salud pública de todos los argentinos.

Ni en tiempos de cuarentena descansa el universo mitológico correntino. El insólito hecho ocurrió en Itacaruaré. A la altura del kilómetro 55 de la ruta provincial 2. Allí, la Policía había montado un operativo preventivo para detectar omisiones a la cuarentena obligatoria, impuesta por el Gobierno nacional. Todo iba relativamente bien, hasta que, a lo lejos, la vieron venir... Era una camioneta Toyota conducida por Esteban N., un hombre de 66 años. Sin embargo, lo más curioso era lo que llevaba en la parte de atrás del vehículo. Cuando los oficiales detuvieron la marcha del correntino, hallaron un caballo atado en la carrocería. Pero más extraño que un equino maniatado era la explicación de ello. Según afirmó don Esteban, había obviado la cuarentena porque vio deprimido a su caballo y lo llevaba a una curandera.

En otro contexto, los oficiales podrían haber dudado qué hacer. Después de todo, cada uno es libre de creer en lo que quiere. Pero los tiempos de coronavirus son los tiempos de cuarentena. El correntino quedó detenido por disposición de la Justicia. El vehículo fue retenido y el caballo fue entregado a un familiar luego de comprobarse la propiedad del animal. Fin del asunto.

Y las redes explotaron de comentarios

Están los que creen y los que no. Los que se lo toman a gracia y los que lo sienten como una vergüenza nacional. Las opiniones se muestran divididas en las redes, aunque la ley es la ley.

 “¡Adiós, señor!, le dijo un paisano a un caballo. Le saludo por las dudas, no vaya a ser que algún día sea gobernador”.

 “¿Probó con darle comida al caballo?... capaz funciona”.

 “No será que el caballo lo llevaba a él a la curandera????”.

Me gustaría saber el nombre del caballo y así le hago un vencimiento a distancia. Desde ya estará en presencia del Sr. Dios, al atardecer haré mis oraciones. Que el atardecer lleve las penas y angustias del amigo.

rompió la cuarentena para llevar a su caballo deprimido a la curandera
Imagen: El Once

Fecha de Publicación: 04/04/2020

Compartir
Califica este artículo
3.50/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Editorial
Adepa2022 Premios Adepa el Periodismo 2022. Lauros a un servicio público esencial

Hasta el 31 de julio tenés tiempo de participar en la convocatoria a colegas y estudiantes universit...

Editorial
Adolfo Prieto Adolfo Prieto. Sobre la indiferencia argentina

Continuando el rescate de pensadores argentinos esenciales, el crítico literario Adolfo Prieto en un...

Música
Tango Gardel Buenos Aires es Gardel

El Mudo fue, antes que nada, un porteño de ley. Un amor que empezó en pantalones cortos con su Bueno...

Historia
Eduardo Wilde Los descamisados, versión 1874

El descamisado no es un invento del siglo XX, ni exclusividad de un partido. Antes de mis descamisad...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades