Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Un brasilero copado con nuestra buena onda

En varios aspectos es parecido a San Pablo, pero me ganaron los argentinos.

A principio venía a Buenos Aires de vacaciones, a tomarme unos meses tranquilos. Ahora es la vez que más me estoy quedando: voy para los nueve meses. ¡Y me gusta cada vez más!

En varios aspectos es parecido a San Pablo. Son ciudades grandes y capitales, allá tenemos 14 millones de personas y ustedes tienen cuatro millones en CABA más los ocho millones del Conurbano. Así que se parecen, pero es más tranquilo porque la ciudad en sí tiene menos habitantes.

Desde mi primer día acá noté la buena onda de los argentinos. Claro que aparecen personas melancólicas pero Buenos Aires, Argentina, no se resume en la tristeza del tango.  Es una parte de laculturapero no significa que la tristeza defina todo lo porteño.

Cuando llegué, al otro día, salí a caminar sin saber hablar español y comprobé la buena onda argentina con el extranjero.  Al mediodía fui a un restaurante de una cadena de fast food y no tenía ni idea de cómo pedir. Y la chica muy amable de la caja me explicó el menú casi a las señas. Voy con mi bandeja y, ni bien me siento, se cae toda la gaseosa encima. Enseguida las empleadas del lugar se acercan y se brindan a reponerme la hamburguesa y la bebida. ¡Eso en Brasil es inimaginable! Desde ese día me ganaron los argentinos.

Denilson Araullo, San Pablo, Brasil

Rating: 0/5.