clima-header

Buenos Aires - - Miércoles 21 De Abril

Home Gente Así somos Sobrevivientes de Malvinas: 37 años de injusticia

Sobrevivientes de Malvinas: 37 años de injusticia

El exitismo argentino en su peor faceta: ignoramos a quienes fueron obligados a arriesgar su vida por nosotros.

Así somos
Malvinas

El otro día se viralizó un video en el que el comandante de un vuelo que se dirigía a Río Gallegos saludaba y agradecía a dos sobrevivientes de Malvinas que se encontraban entre los pasajeros volviendo, por primera vez en más de 35 años, a las islas en las que probablemente vivieron los peores días de sus vidas.

El resto del pasaje, al escuchar este mensaje, les regaló unos tibios aplausos. El video termina con un primer plano de uno de los combatientes visiblemente emocionado. Debo reconocer que, al ver las imágenes, yo también me emocioné.

Como suele pasarme en estos casos, una vez que pasó la emoción, me auto interrogué: ¿qué fue lo que la produjo? (quizás sea un efecto reflejo de mi faceta de escritor: para poder generar algún tipo de emoción en el lector es muy útil saber qué la produce en mí).

Y la respuesta no me gustó mucho. Lo que me emocionó fue la bronca y la sensación de injusticia que nuestro país tuvo con los soldados de esta guerra infame.

Empecemos por el principio: la guerra de Malvinas fue un manotazo de ahogado de un gobierno que necesitaba algún tipo de popularidad y reconocimiento social. Estuvo mal planificada y, por sobre todas las cosas, mal ejecutada.

Se reclutó a pibes de 18 años para que peleen, sin el equipo ni el entrenamiento necesario, en uno de los climas más hostiles del planeta contra una de las potencias militares más importantes del mundo. Son muchísimos los testimonios de castigos y torturas por parte de los superiores argentinos (hasta se habla de soldados muertos por estos motivos). Es decir, una guerra infame en la que el Estado maltrató sistemáticamente y arriesgó la vida de sus ciudadanos (soldados pero también colimbas) por el delirio de un demente. Hasta acá la culpa de la cúpula militar que nos gobernó hasta el 83.

Pero mi bronca y mi sensación de injusticia van más allá: desde que recuperamos la democracia tuvimos mucho tiempo para homenajearlos y reconocerlos como merecen.

La Nación de alguna manera les cagó la vida (algunos, todavía hoy, deambulan por los trenes vendiendo estampitas para poder vivir) y nunca los reconoció, ni económica ni simbólicamente, como lo merecen.

Y en ese punto no pude sino relacionarlo con uno de los peores aspectos, a mi entender, del ethos argentino: somos terriblemente exitistas. Si hubiéramos ganado esa guerra y hoy en las islas flameara la bandera argentina, ¿las cosas serían iguales? Yo me inclino a pensar que no. Creo que es uno de los ejemplos más claros de que los argentinos no premiamos el esfuerzo ni la preparación ni la voluntad: solo nos importa el resultado. Que nos pase con un técnico de fútbol me da bronca. Pero que nos pase con la vida de compatriotas ya me da tristeza. Salud, sobrevivientes de Malvinas. Desde acá, todo mi reconocimiento. Pero, sobre todo, mi más sincero pedido de disculpas.

Fecha de Publicación: 02/04/2019

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Conocimiento
Solar54 ¿Cómo sería la vida en Marte?

Un hecho extraterrestre está sucediendo en la provincia de La Rioja… Se trata de Solar54, un simulad...

Espectáculos
Titanes en el ring Titanes en el Ring, el poder de su fuerza sin igual

En el año del setenta aniversario de la televisión argentina, comenzamos recordando este programa qu...

Salud y Estética
Yoguini 20 minutos de yoga fuerte

Hoy Patrizia nos trae una práctica de 20 minutos de power yoga, pensada para aquellos que ya tienen...

Argentinos por el mundo
Dubai Una mendocina en Dubai, con 60 grados de calor

Hasta esa temperatura puede llegar la sensación térmica en Dubai. Allí vive una mendocina que trabaj...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades