clima-header

Buenos Aires - - Domingo 25 De Septiembre

Home Gente Así somos Si Walter White hubiera venido a la Argentina, Breaking Bad no existía

Si Walter White hubiera venido a la Argentina, Breaking Bad no existía

Tema de la semana: extranjeros en los hospitales, ¿sí o no? (Tercera parte).

Así somos

Otro de los costados por los que se puede analizar la cuestión de atención sí o atención no a extranjeros en hospitales públicos es la de “mandarle la factura al Estado de origen”. Es decir, que no pague el usuario que necesitó el tratamiento sino el Estado del cual es ciudadano. A priori está bien, es como decir “que se haga cargo el sistema de salud pública de su país”. Bueno. En un mundo idílico funcionaría. Pero supongamos que el país no paga porque no puede o porque no quiere. ¿Qué hacemos con el enfermo? ¿A la calle? Eso harían en Estados Unidos. No solo al extranjero, al estadounidense sin cobertura también: a la calle. Obama quiso modificarlo un poco y lanzó el Obama Care (una especie de ley de salud pública, un hito en ese país). Fue terriblemente combatido y, asumido Trump, se desarmó. ¿Queremos parecernos a Estados Unidos? Por lo menos en ese aspecto seguro que no. ¿Alguien vio Breaking Bad? Un tipo tiene cáncer y no puede pagar el tratamiento, así que se hace narcotraficante. Si Walter White hubiera nacido en Catamarca no habría hecho falta que se dedique al delito: se atendía en el hospital y chau. Cuidado con los modelos a seguir.

Pero volviendo al tema de si los Estados de origen no quieren o no pueden pagar el tratamiento, nuestros legisladores lo tuvieron en cuenta. Es por eso que el artículo 20 de la Constitución Nacional dice “Los extranjeros gozan en el territorio de la Nación de todos los derechos civiles del ciudadano”. Sin dudas, uno de esos derechos es el de atención médica oportuna. La Ley de Migraciones agrega, en la cuestión específica de la salud: “no podrá negársele o restringírsele en ningún caso la asistencia social o atención sanitaria a todos los extranjeros que lo requieran, cualquiera sea su situación migratoria”. Es decir, no atenderlos sería, lisa y llanamente, ilegal. ¿Se pueden modificar las leyes? Claro que se puede. Pero hay que hacerlo, lo cual implica dar una discusión seria, con argumentos claros y concretos, en el espacio correspondiente: las dos cámaras del poder legisltaivo. Si seguimos discutiendo los temas importantes como si fuéramos panelistas de Infama no vamos a cambiar nada más allá de nuestra presión sanguínea. Que, si tenemos el DNI, nos la bajarán, gratis, en un hospital público. Y por ahora, por suerte, si no lo tenemos, también.

(Para ver la primera parte de esta nota hacer click acá. Para ver la segunda, acá.)

Fecha de Publicación: 15/02/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Deportes
Ringo Bonavena Ringo Bonavena. Hasta Hollywood no paro

La vida de Oscar “Ringo” Bonavena no tuvo media tintas en su pelea contra la vida, sin banquitos. Al...

Música
Marciano Cantero Un marciano mendocino que dejó su huella en todo el Continente

El líder de Los Enanitos Verdes, el bajista Marciano Cantero fallecido el pasado jueves 8 de septiem...

Conocimiento
Clara Nielsen Manual de Lectura Fácil. “No por beneficencia sino por justicia”

Una publicación argentina única en lengua castellana para paliar el grave déficit en la lectura de l...

Arte y Literatura
Arte de los 90 en Fortabat Arte de los 90 en Fortabat. Una mística en el desierto

“El Arte es un misterio. Los años 90 en Buenos Aires” es la exposición hasta febrero en el museo de...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades