Ser Argentino. Todo sobre Argentina

PoblAR: ¿para qué sirve conocer nuestro mapa genético?

El Gobierno impulsa un proyecto que tiene como objetivo crear un mapa genético de los argentinos, que traerá grades aportes en materia de salud, cultura y educación. Te contamos de qué se trata.

Los argentinos venimos de los barcos. En la Argentina no hay negros. Los pueblos originarios desaparecieron con la Conquista del Desierto. Esta y otras afirmaciones, que se repiten sin cesar, y también sin ningún argumento que las respalden, están a punto de ser confirmadas o desterradas. El Gobierno impulsa la creación de un mapa genético de los argentinos, que apunta a recolectar información sobre nuestro patrimonio genético. Estos datos serán de suma utilidad para la medicina, la antropología y la historia.

Se trata de PoblAR, una iniciativa sin precedentes en la región. Estados Unidos, Inglaterra y otros países de Europa y Asia ya han creado los suyos, pero la Argentina sería el primer país en Latinoamérica en hacerlo. El proyecto está a cargo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, y participan también distintas instituciones de ciencia y salud. La intención es crear un banco de muestras humanas y datos asociados, que den cuenta del patrimonio genético de los argentinos, sus hábitos y su relación con el medioambiente.

Para dar con el biobanco de los argentinos, se plantea realizar un paneo del país a través de seis nodos: NOA, NEA, AMBA, CABA, centro y Sur, a partir de una serie de casos representativos de cada región, se buscará conformar un genoma completo. Para llegar a esto, se realizará un trabajo transdisciplinario, en el que participarán sociólogos, químicos, antropólogos, biólogos moleculares, médicos, investigadores, expertos en ciencias de la computación y en bioinformática.

Se calcula que la recopilación de las muestras –que será de unos cuatro mil o cinco mil voluntarios, en un principio– comenzará en el primer semestre de 2022.

Tratamientos a medida

El principal objetivo de PoblAR es aportar a la medicina de precisión, gracias a la cual es posible adaptar el tratamiento de una enfermedad a las características propias de cada paciente, lo que permite maximizar los resultados. En este sentido, no es lo mismo avanzar con el estudio de una enfermedad en una población europea que en una latinoamericana. En nuestro país, la población combina distintas ascendencias, lo da como resultado diferentes variantes genéticas que es necesario tener en cuenta al momento de investigar el tratamiento de determinada patología.

Además, el mapa genético que se creará en el país puede servir también a otros países en los que exista un alto porcentaje de población latinoamericana, para que se puedan tomar decisiones más efectivas en materia de salud.

 

La Argentina blanca

A menudo declaramos –incluso con cierto orgullo– que nuestra población es descendiente de inmigrantes europeos en su gran mayoría. Se cree que tanto la colonización como las olas inmigratorias de finales del siglo XIX y del siglo XX hicieron que –a diferencia de otros países de la región– nuestro genoma sea mayormente “blanco”.

De esta forma, se viene invisibilizando la ascendencia indoamericana y afro de manera sistemática desde hace siglos. Pero, al día de hoy, no hay datos concretos que demuestren que esto es realmente así. En nuestro país existe una gran diversidad genética que no puede ser medida por lo que sucede en Buenos Aires. PoblAR traerá un gran aporte en este sentido, ya que nos permitirá conocer realmente de dónde venimos y si la historia que nos contaron durante tanto tiempo es real o no.

El proyecto constituye una iniciativa realmente enriquecedora para el campo de la salud, de la cultura y de la educación. Conocer quiénes somos y de qué estamos hechos es fundamental para tomar medidas a futuro que generen avances concretos enfocados en las inmensas particularidades que atesora nuestra población.

 

 

Imágenes: Conicet / Argentina.gob.ar

Rating: 5.00/5.