Buenos Aires - - Lunes 21 De Septiembre

Home Gente Así somos No tengo cambio, ¿te puedo dar caramelos?

No tengo cambio, ¿te puedo dar caramelos?

¿A quién no le pasó alguna vez, que en algún mercadito le dijeron “no tengo monedas, ¿te puedo dar caramelos?”

Así somos

El dinero, en su versión de papel moneda, es una unidad de cambio de valores bastante nueva. Tendría que investigarlo un poco mejor, pero me arriesgaría a afirmar que como máximo es un invento del siglo XIX. 2oo años en la historia de la humanidad es bastante poco. Antes, como todos sabemos, el trabajo se pagaba en “especias” (que es una metáfora para decir “cosas”) y un poco más atrás todavía, se había establecido que la medida de cambio sea la sal, muy útil para conservar comida, por eso era tan valorada. De hecho, de ahí viene la palabra “salario”, que más o menos significaba “cuánta sal te corresponde por el servicio prestado”.

En los últimos años, pongamos los últimos diez, empezó a pulular el concepto de “criptomonedas” (la más conocida es el Bitcoin), tema que me hace sentir un anciano de 95 años porque nunca logré entender cómo intercambiar un bitcoin por, pongamos, una hamburguesa o un par de medias. Pero los argentinos, y acá viene el verdadero tema de esta columna, siempre estamos un pasito más adelante y de a poco, sin darnos cuenta, fuimos introduciendo otra pseudomoneda que cada día gana más adeptos: los caramelos.

¿A quién no le pasó que alguna vez, en algún mercadito de barrio o en un almacén le dijeron “no tengo monedas, ¿te puedo dar el vuelto en caramelos?”. Yo suelo aceptarlos, en gran medida, porque son instancias en las que no suele haber opción, pero también porque me gustan los caramelos de menta, esos transparentes, duros.

Entonces es algo que de todos modos habría comprado y lo tomo casi como una inversión. Lo que nunca hice, pero juro en algún momento haré, es juntar muchos y volver al establecimiento comercial que les asignó valor de moneda de cambio y tratar de pagar con ellos algo, digamos una botella de lavandina. Yo creo que me los van a aceptar. Y si no lo hacen, mi dentista agradecido.

Fecha de Publicación: 19/04/2018

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Empresas y Negocios
Tito, el auto estrella que se fabrica en San Luis Tito, el auto estrella que se fabrica en San Luis

El primer miniauto eléctrico puntano promete ser el más económico para los argentinos.

Espectáculos
Héctor Alterio Un actor interminable

Héctor Alterio ocupa el podio indiscutido de los más grandes actores argentinos. Y sigue en el ruedo...

Historia
Un picnic nacional: los estudiantes a través del tiempo Un picnic nacional: los estudiantes a través del tiempo

Símbolo de las tensiones entre la sociedad y los jóvenes por siempre, el estudiante del siglo XXI ma...

Tradiciones
La capital nacional de la juventud y la primavera La capital nacional de la juventud y la primavera

En Jujuy, septiembre es el mes de la Fiesta Nacional de los Estudiantes.

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades