clima-header

Buenos Aires - - Jueves 06 De Mayo

Home Gente Así somos No me toques la siesta

No me toques la siesta

Santiagueña, del norte, como ustedes quieran. En Mendoza respetamos la siesta como a nuestra propia madre.

Así somos
No-me-toques-la-siesta-

El vino, las sopaipillas, el chivo a la llama, el artículo antes de los nombres, y otras prácticas y comidas, nos identifican a los mendocinos como sociedad. Sin embargo, hay un detalle que al resto de los argentinos se les pasa por alto. A los mendocinos nos encanta dormir la siesta.

Desde pequeños. Los padres duermen la siesta, así es que los niños también lo hacen. A medida que vamos creciendo, lo hacemos por interés propio. Asistir a la escuela en turno mañana nos genera el cansancio necesario para disparar las ganas de echarnos un rato a dormir una “siestita”. Y, así, la costumbre se transforma en una tradición ineludible para el 99% de los mendocinos.

Tipos de siesta

Podríamos empezar por la siesta exprés: esta no dura más de 50 minutos, que es, según algunos estudios, el tiempo ideal para descansar la mente y continuar con nuestras actividades. Sin embargo, a nosotros, una siesta de ese tiempo nos deja con gusto a poco. No alcanzamos a dormirnos, que ya nos estamos levantando. Sin embargo, es la más utilizada para aquellos que terminan de trabajar muy tarde en la mañana y tienen que volver rápidamente por la tarde.

Por otro lado, está la siesta promedio. El común de los mendocinos duerme entre 60 y 90 minutos. Es la más utilizada porque el horario de comercio, donde trabaja gran parte de la sociedad, así lo permite. Los negocios cierran a las 13 y se reactivan a las 16.30. Tiempo suficiente para almorzar, descansar y seguir trabajando.

Los privilegiados

Finalmente, la siesta que solo es para algunos privilegiados. U holgazanes, haraganes y perezosos, pensará usted. Es cierto. Pero también es cierto que es un placer de los dioses. Esta es la siesta larga, full. Más de 2 horas. Algunos la estiran hasta 3. Aplicada por aquellos que trabajan en horario nocturno, o bien por la mañana, pero muy temprano, arrancando a las 5 am. Todo se estira. El almuerzo se produce cerca de las 14, a las 15 están en la cama. Y arranca el ritual, cortinas abajo, cuarto oscuro y a perdernos en las inmensidades de nuestro sueño.

A las 18 suena el despertador, o nos interrumpe algún miembro de la familia que siente vergüenza ajena (o envidia) por lo que estamos haciendo. Despegamos los ojos y, literalmente, estamos desubicados en tiempo y en espacio. Totalmente perdidos. Demoramos algunos segundos en aterrizar, en pisar tierra firme. Y ahora sí, no damos cuenta de que el día está perdido. Apenas habrá tiempo para cenar algo, y al sobre de nuevo.

Por eso es importante tener en cuenta la siesta mendocina. Si venís a visitarnos, sabé que, en el horario de la siesta, lo más probable es que la Ciudad esté totalmente parada, como si fuera una cuarentena. Pero serán solo un par de horas. Y la amabilidad de nuestra gente, junto con nuestros paisajes y productos regionales, te harán olvidar lo mucho que nos gusta dormir. 


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Tradición de la videoconferenciaUna tradición, por videoconferencia
costumbres-ok5 costumbres que son sinónimo de Argentina

Fecha de Publicación: 12/05/2020

Compartir
Califica este artículo
4.00/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
Tres fiestas nacionales en La Pampa 3 fiestas nacionales en La Pampa

Ingeniero Luiggi, Eduardo Castex y Victorica reciben tres fiestas nacionales.

Argentinos por el mundo
Gonzalo Villa Max Derribando barreras: plantó su moda sin género en España

“Las prendas son prendas, y uno debería usar tranquilo lo que más le guste y con lo que se sienta id...

Salud y Estética
Patrick Sassoli ¿Cuál es el mejor horario para entrenar?

Todos los horarios para entrenar son adecuados siempre y cuando se logre concretar la práctica del e...

Historia
 General Martín Jacobo Thompson Mucho más que el Thompson de Mariquita

La vida del ascendido en este milenio Prefecto General Martín Jacobo Thompson es un torbellino de am...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades