clima-header

Buenos Aires - - Miércoles 24 De Abril

Home Gente Así somos Mama Antula. Madre Espiritual de la Patria

Mama Antula. Madre Espiritual de la Patria

La primera santa nacida en Argentina, Mama Antula, a través de acciones y palabras. Recientemente canonizada por el Papa Francisco para que nos “ayude a crecer en la caridad”

Así somos
Mama Antula

“A mis ejercicios vienen la virreina y la señora de abolengo, tanto como la esclava, la parda, la india y todos juntos estamos diez días, mientras cada uno le sirve al otro. No importan el color ni la clase social” señalaba la beata María Antonia de Paz y Figueroa, Santa Mama Antula, como la conocían sus paisanos de Santiago del Estero. Una mujer luchadora en los tiempos de la Colonia, presente en la fe de los argentinos desde ese entonces, y que esgrimía un latiguillo, “la paciencia es buena, pero mejor es la perseverancia”, cuando cerraban las puertas, o directamente la apedreaban, en su infatigable misión peregrina y de acción social.  Desde 1905 Argentina pide la canonización, con varios milagros en su cuenta además de los dos aceptados por el Vaticano en 2016, y recién este año el país sumó el quinto santo, la primera mujer de nuestros cerros, montes, selvas, desiertos y pampas.

Nacida el 11 de febrero de 1730 en Santiago del Estero de una familia acomodada, María Antonia eligió a los quince años la opción de beata –laicas consagradas- para asistir en las tareas de evangelización de los jesuitas. La alternativa inverosímil ya que rompía con el mandato tradicional de casarse, o en su defecto, escoger el convento. De espíritu libre e instruído, otra diferencia radical con las mujeres contemporáneas, una vez expulsada La Compañía de Jesús de América en 1767, quien ya la conocían como Mama Antula por sus trabajos beneficiando a las mujeres, los esclavos, los pobres y desposeídos, prosiguió con la misión evangelizadora. Y recorrió casi 5000 kilómetros erigiendo casas de oración y, más importante, organizaciones sociales que fermentarían el sentimiento de comunidad criolla, en los prolegómenos de la Revolución de Mayo.

Mama Antula

San Cayetano, un fervor nacional obra de Mama Antula

En estas reuniones religiosas, algunas clandestinas porque “olían a jesuita”, además, se estimulaba la educación de las niñas y se les impulsaba en el aprendizaje de oficios, como además se incorporaba a los pueblos originarios en igualdad de condiciones con los criollos.  Responsable de traer a Argentina la imagen del patrono argentino del Pan y el Trabajo, San Cayetano, Mama Antula fallecería el 7 de marzo de 1799 en Buenos Aires, y sus restos están –en alguna parte- de la Basílica de la Merced, en el barrio porteño de San Nicolás. La iglesia donde se tuvo que refugiar cuando llegó a Buenos Aires en 1779, en los días que la tildaban de “bruja, loca, borracha, fanática” porque era la voz de los humildes y los despojados. A la hoy, Madre Espiritual de la Patria.

 “Miedo, prejuicio y falsa religiosidad, he aquí tres causas de una gran injusticia, tres “lepras del alma” que hacen sufrir a una persona débil descartándola como un desecho. Hermanos, hermanas, no pensemos que son sólo cosas del pasado. ¡Cuántas personas que sufren encontramos en las aceras de nuestras ciudades! ¡Y cuántos miedos, prejuicios e incoherencias, aún entre los que creen y se profesan cristianos, contribuyen a herirlas aún más! También en nuestro tiempo hay tanta marginación, hay barreras que derribar, “lepras” que sanar”, dijo en la canonización el Papa Francisco, el pasado 11 de febrero en Roma. Contra las injusticias luchó Mama Antula, santa María Antonia de Paz y Figueroa, la primera argentina, frente a las miserias materiales y morales de su tiempo. Papa que sin miedo interpeló a los poderosos de nuestro tiempo.  

 Mama Antula, Papa Francisco

Carta de Mama Antula al Padre Juárez. Buenos Aires, 7 de agosto de 1780

Entre los méritos de la santiagueña Mama Antula cabría agregar figurar como la primera escritora del Río de la Plata, en parte por su enorme e influyente epistolario a nivel mundial; y que se hermana con la iniciática Isabel de Guevara y la célebre carta a los reyes españoles de 1556.  La santa argentina en 1780 vivía en  Buenos Aires y contaba al también santiagueño Padre Gáspar Juárez, jesuita expulsado ya en Europa, las novedades de más de 80 oratorios en casas, entre Córdoba y Tucumán, autorizadas por el Obispo del Tucumán, Juan Moscoso. Además Mama Antula empezaba su tarea de ejercicios espirituales en la capital del Virreinato del Río de la Plata, en el camino que llevaría a congregar a miles de personas en la fe, en casas y retiros de la ciudad, y al fin, a la fundación de la Santa Casa de Ejercicios Espirituales, que aún permanece en pie desde 1797, en el barrio de Constitución. Esta propiedad, la más antigua en pie de Buenos Aires, estuvo protegida y alentada por el boliviano Cornelio Saavedra, el primer mandatorio de los argentinos, gran amigo y confidente de la santa.  

Mama Antula - Santa Casa

“Hoy me hallo en esta ciudad fomentando la propagación de la misma empresa, y aunque hace once meses a que estoy demorada por defecto de licencias del Ilmo. actual (cuando más he merecido promesas sin efecto), con todo mi fe no varía y se sostiene en quien la da. Se me proponen varios impedimentos: el mundo está un poco alterado; los superiores no muy flexibles; los vecinos vacilando sobre mi misión; otros la reputan de fatua; en suma, cooperaron a ello rumores frívolos; empero, la providencia del Señor hará llanos los caminos, que a primera vista parecen insuperables. Todo lo puedo en el que me conforta. En esta atención espero firmemente recoger en breve la abundante mies que ofrece el país. Y si Su Divina Majestad rodea las cosas de tal conformidad, que sea indispensable diseminarlos en todas las provincias del Virreinato y de todo el Orbe, será preciso suministrarlos y anunciarlos en todos sus climas.

Meditando cuánto merece ser amada la Bondad infinita de mi Dios, juzgo muy corto recinto la estrechez de este mundo y de millares que hubiera, para ofrecerlos con los posibles, todos cubiertos de inocencia y penitencia a su honor y gloria. Ya que no lo puedo servir con obras de esta naturaleza, lo deseo."

Mama Antula Santiago del Estero

"Mis pretensiones por locas o por ridículas"

"Y así concluida mi carrera en América, pienso trasladarme a esos Reinos de Europa. Semejante determinación quizá la verifique dentro de poco tiempo. No obstante, pídale Vuestra Merced el dictamen correspondiente a mi confesor, que quiero experimentarlo. ¡Oh, mi Dios, y quien os viera ya amado de todas sus criaturas tanto cuanto sois de amable, o a lo menos fuese nuestra caridad igual al grado de maldad con que se envuelven nuestras ofensas para contigo!

Vuestras Mercedes que han sido alimentados con el suave néctar de la tierra madre, la Compañía de Jesús, establecida sobre su honra y gloria, con que santificó a su fundador Ignacio, deben atender con sus ruegos y lágrimas incesantes la propia empresa, hasta que la veamos extendida con los mayores y más rápidos progresos. Así lo pido y espero conseguir.

Algunos han reputado, según he dicho, mis pretensiones por locas o por ridículas. No me embaraza este desorden, porque el mundo, siempre fatuo y siempre adverso al Evangelio, debe explicarse con oposición a todo lo que le es contrario. Todas sus objeciones se desvanecen sucesivamente y no sirven de otra cosa que de añadir trofeos y realces a mi misión. Bien me intima Jesucristo: Los perseguirá el mundo, pero alentaos; yo he vencido al mundo. A veces me parecen tan necesarias sus contradicciones, que sin ellas quizás desconfiaría de la conveniencia de mis obras; y no puedo menos que conocer que son la señal característica de las proezas que toman fuerza y origen del mismo Jesucristo; he Vuestra Merced aquí el fundamento por que siempre aguardo la resurrección de su orden. Algunas reliquias yacen sumergidas y esparcidas por el Orbe, y no será mucho que, agradando a Dios, su reunión forme de los últimos residuos el mismo cuerpo, la misma religión.”

 

Fuentes: Locatelli, N. Suárez, C. Mama Antula. La primera santa de Argentina. Buenos Aires: Catarsis. 2024;  mamaantula.com/cartas/; Curia, D. Mama Antula, la religiosa menos sumisa del siglo XVIII en pagina12.com.ar

Imágenes: Télam - Fernando Gens, Leo Vaca, Emilio Rapetti, AFP.

Fecha de Publicación: 08/03/2024

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Isabel de Guevara Isabel de Guevara, la primera mujer de las letras rioplatenses
Madres Plaza de mayo Madres de Plaza de Mayo. Los primeros años

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Emprendedores
desafio led shine Emprendedores argentinos y un desafío que potencia a otros emprendedores

Dos amigos emprendedores se unen para generar un desafío que potencia las habilidades de los maquil...

Nostálgicos
El chocolatinero El chocolatinero

Era un integrante del elenco que trabajaba en el cine. No se consumían bebidas ni pochoclos, eran ot...

Historia
Julio Argentino Roca Julio Argentino Roca. Un Zorro que imaginó la Argentina

Durante cuarenta años fue el estadista excluyente de la Nación por hacer. El tucumano, dos veces pre...

Editorial
Colegio tomado Hay que prohibir la militancia en las universidades y colegios

Uno de los dos grandes males de la Argentina moderna es la Educación. Esa que nos llevó a ser potenc...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades