Skip to main content

La quinta pata

Cuando las cosas parecen simples, los argentinos desconfiamos.
Así somos
17 febrero, 2019

Cuando las cosas parecen simples, los argentinos desconfiamos: siempre les damos una vueltita más. Frases como buscarle “la quinta pata al gato” o “el pelo al huevo” dicen mucho de nosotros. Y nosotros las decimos mucho.

Le busca la quinta pata al gato (o el pelo al huevo) quien discute por cuestiones insignificantes, quien repara en detalles que no tienen importancia, quien busca defectos o problemas donde no los hay. Le busca la quinta pata al gato el que desconfía por demás, el que duda de todo, el que ve inconvenientes hasta en las cosas más simples.

Somos complicados, no es fácil complacernos y estamos acostumbrados a pensar mal por las dudas. Nos cuesta relajarnos y aceptar que, simplemente, todo está bien. Pero tal vez sea ese estado de alerta constante lo que nos mantiene andando, activos, sagaces. Mirando siempre un poquito más allá. Tal vez por eso somos creativos, inquietos, curiosos. Tal vez por eso nunca nos quedamos sin recursos ni sin respuestas.

Habrá que seguir, entonces, buscándole la quinta pata al gato. Habrá que ver si, finalmente, encontramos ese pelo en el huevo. Pero, mientras tanto, disfrutemos cuando las cosas son fáciles, cuando salen bien, cuando, sencillamente, el universo se alinea y no hay nada de qué preocuparse.

Valoración: 4.0/5. De 2 votos.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar