Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La mentira tiene patas cortas

José Sánchez, un changarín de la cuidad de Nogoyá (Entre Ríos) se adjudicó un hecho honesto que terminó siendo una mentira.

Hace unos días, una historia nos conmovía, nos emocionaba y nos hacía creer que no todo está perdido. Era la historia de José Sánchez, un changarín honesto que había devuelto un maletín con 500 mil dólares a un empresario que lo había dejado olvidado en la calle. Y no solo eso: había rechazado la recompensa porque él solo quería un trabajo en blanco.
Un acto honrado que terminó siendo una farsa. El fiscal de Nogoyá (Entre Ríos), Federico Uriburu, intervino de oficio porque –de acuerdo con el relato de Sánchez– en el maletín había también un arma de fuego. Cuando revisó las cámaras de seguridad del lugar donde supuestamente había ocurrido el hecho, no encontró nada: ni maletín, ni camioneta, ni José Sánchez.
"Hoy vine con la verdad, vine a decir que todo eso que dije se inventó. Lo inventé. La verdad lo hice por una necesidad de estar en blanco. Todito lo inventé yo para que la gente me escuchara, para que me socorriera con un trabajo", se justificó Sánchez en una entrevista en una radio local.
Parece que, finalmente, la mentira tiene patas cortas. Y la viveza criolla, también.

Rating: 0/5.