Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La ciudad amurallada

Todos los mendocinos conocemos a alguien que vive en el tradicional barrio DALVIAN. Por su crecimiento, se ha convertido en una verdadera ciudad amurallada.

Al noroeste de la Ciudad de Mendoza, en el piedemonte mendocino, con una vista exclusiva de todo el casco urbano, se emplaza el barrio privado DALVIAN. En la memoria colectiva, está considerado como el primer country de nuestra provincia. Sin embargo, el crecimiento urbano, y la llegada de grandes comercios que ha experimentado en los últimos años, lo han transformado en una verdadera ciudad amurallada, es decir, encerrada entre cuatro paredes, enormes, es cierto, pero cuatro paredes al fin.

Un poco de historia

El barrio fue fundado hace más de 40 años, basado en un barrio de vanguardia, ubicado en California, Estados Unidos. En ese entonces, se construyeron algunas casas prefabricadas, que son las que hoy se emplazan al fondo (es decir, hacia el oeste). Esas viviendas estaban habitadas por gente común, de nivel socioeconómico medio. 

El crecimiento de la inseguridad en nuestra sociedad hizo que cada vez fueran más las familias que se instalaban en este barrio residencial. Así, pronto, el filtro se fue haciendo más estricto y el nivel de los vecinos fue subiendo. Por eso, hoy, en el DALVIAN viven más de 2 mil familias, de visible poder adquisitivo.

Una ciudad amurallada

La llegada de miles de personas y la necesidad de mantenerse dentro del perímetro del barrio para no salir y exponerse a la inseguridad, hicieron que los administradores del DALVIAN incentivaran a las inversiones comerciales dentro del country. Por eso, hoy, cuenta con club house, centro de salud, jardín maternal, estación de servicio, heladería, farmacia, lavadero, supermercado, panadería, banco, etcétera. Así, el complejo residencial se convierte en una verdadera ciudad amurallada, contando con todos los servicios para no salir de él, aunque, quizás, viviendo una realidad ficticia.

Entrar a una base de la OTAN

Entrar como invitado al DALVIAN es, casi, comparable con intentar entrar a una base militar. Quizás, los lectores que vivan en grandes ciudades o, incluso, en complejos cerrados, no encontrarán el sentido a esta idea. Pero el resto de las personas comprenderá lo tedioso que resulta tratar con el personal de seguridad para poder ingresar al barrio. Presentación de DNI, registro de conducir, llamado al anfitrión mediante, son solo algunos de los requisitos que nos solicitan. Dicen algunos, esto es a propósito, para disuadir el ingreso de gente ajena al establecimiento.

Casa de famosos

En estos tiempos, cuando se han construido algunos edificios de alto nivel en la ciudad, no ocurre tanto. Pero, durante décadas, el DALVIAN fue la ciudad amurallada donde vivían las personalidades destacadas. Sobre todo, futbolistas. Así, una vecina recuerda haber maldecido en más de una ocasión al Ogro Fabbiani, porque este jugaba al fútbol en el patio y tiraba la pelota su casa. Esto, claro, cuando el delantero jugaba para Independiente Rivadavia.

Rating: 0/5.