clima-header

Buenos Aires - - Jueves 16 De Septiembre

Home Gente Así somos Expedición Libertad, el proyecto de un pampeano que da vueltas al mundo

Expedición Libertad, el proyecto de un pampeano que da vueltas al mundo

Conocé a Bruno y sus increíbles travesías por el mundo, en kayak.

Así somos
libertad proyecto

La historia de Bruno Portis, el pampeano que recorre el mundo en kayak, parece más fácil de contar de lo que en realidad es. Infinitos datos como kilómetros de agua recorridos, ciudades conocidas o sponsors que se acercan a su página en facebook “Expedición Libertad” podrían ser suficientes para dos o tres notas. Pero no: no basta con hacer un orden cronológico de acontecimientos y lugares para comprender el porqué de sus travesías. Bruno derrocha humildad en cada gesto y comentario. Cuando me habla sobre un ofrecimiento de sponsoreo mexicano para hacer su propia película, entra en confianza y me indica: “Tengo que estar atento al equilibrio entre lo que quiero hacer y los sponsors, el mercado; con la pelicula íbamos por lados diferentes así que dije que no”. 

Obviamente, el hecho de que Bruno tenga un vínculo familiar con la pesca es la piedra angular para comprender su amor por el agua. Pero no alcanza con que él repita una y otra vez las mismas anécdotas para que se entienda lo que hay en el fondo de sus travesías. Bruno cita a Nietzche y Platón, para explicar por qué siente que la realidad en la sociedad occidental capitalista en la que vivimos oprime y reprime los sentimientos más puros y más genuinos de las personas. Él es abogado y profesor y, otra vez con modestia, indica que “de kayaks no sé nada; entre la Expedición Libertad del Paraná y la del Bermejo, hice casi 2500 kilómetros con un modelo que es para pescar y para distancias cortas”. La vocación de Bruno, entonces, pasa por buscar su felicidad en pequeños momentos que escapan a sus profesiones: ”No soy ningún jipi, te habrás dado cuenta. Pero lo que sentís estando días y días solo en el agua o en la selva, no se explica con palabras; estando solo te enfrentás a tus propias miserias y te das cuenta la máscara que llevas puesta, un sentimiento hermoso

 

La gente

Párrafo aparte se merece el público que siguió y apoyó a Expedición Libertad, puerto a puerto o virtualmente. Bruno reconoce en ellos algo fundamental para que sus travesías sucedan: “Lo único que llegué a necesitar, en el medio de mi soledad, fue ver a los ojos a alguien y, cuando lo hice, ya nada era lo mismo”. Todo empezó cuando decidió revelar el secreto entre sus amigos: haría una expedición de 1200 kilómetros por agua y necesitaba conocidos en la civilización, por lo menos para poder cargar el celular y llamar a la familia. “El revuelo que se armó no tiene nombre, me llamaban y escribían de todos lados, por eso tuve que armar la página en Facebook”. Puerto por puerto, las personas se acercaban con comida y ropa, aunque Bruno solo necesitara un mate y una charla. 

Con respecto a las dificultades del camino, indica que las fue superando con preparación y paciencia: “El apoyo de la gente es fundamental para avanzar; tengo muchísimos seguidores y conozco gente que quiere empezar a hacer cosas parecidas. Lo único que les digo es que superen sus miedos, pero que le tengan respeto al agua. Si hay tormenta, no salgan y nunca anden sin agua dulce; escuchen a la naturaleza”, sentencia Bruno

Cuando la página creció y los dos viajes de Bruno por ríos argentinos comenzaron a conocerse, llegó el reconocimiento internacional. Bruno viajó a Italia y recorrió los cuatro mares que la rodean. Al respecto, indica: “Los tanos son increíbles, somos igual de hospitalarios”. Aunque también advierte sobre otras realidades culturales distintas a las nuestras: “Me pasó de estar invitado al palacio del conde no sé cuanto y, al otro día, sentarme a hablar con un inmigrante ilegal de África y convidarle pescado, él y yo durmiendo en la misma playa”. 

 

Lo que viene

A Bruno lo invitaron de Rusia y Estados Unidos para navegar y le encantaría, también, andar por el Amazonas. La posibilidad de cruzar un océano e ir a Australia también está siempre latente en la cabeza del remero más icónico de nuestro país. Se encuentra a punto de escribir un libro sobre sus andanzas y también le gustaría subirse a un caballo y cruzar la Cordillera. 

Las aventuras de Expedición Libertad son un ejemplo de cómo hay que perder los miedos y hacer lo que se desea. Bruno no quiere llegar a ser mayor y arrepentirse de lo que no se hizo y, hasta ahora, la va remando increíblemente.

Fecha de Publicación: 02/11/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Como corre Elisa - Trailer La superabuela
Joaquin-M Después de mucho remarla, llegó a Europa con su palo de hockey

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
La invención de la ciencia ficción argentina La invención de la ciencia ficción argentina

La obra de Adolfo Bioy Casares merece una lectura separada de la sombra de Jorge Luis Borges.

Historia
Saavedra Cornelio Saavedra. La igualdad que se decanta en el democrático

Primer jefe de Estado criollo, y primer soldado de la Patria elegido por el Regimiento de Patricios,...

Empresas y Negocios
Bigbox Bigbox: regalar experiencias es un buen negocio

La empresa irrumpió hace algunos años con una idea innovadora: regalar experiencias. Y le fue muy bi...

Deportes
Firpo-Dempsey Firpo-Dempsey. La Pelea del Siglo

En una de las fechas más gloriosas del deporte argentino se celebra el Día del Boxeador. El Toro Sal...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades