Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Empresario o emprendedor?

Ahora todos son emprendedores, sin embargo,a veces ese término se usa como sinónimo de otro: empresario.

Ahora todos son emprendedores. Sin embargo, en muchas ocasiones, ese término se usa como sinónimo de otro: empresario. Pero no es lo mismo, ¿o sí? El empresario–el tradicional– es la persona que hace negocios con el objetivo de obtener un retorno económico. El emprendedor, en cambio, es algo más altruista: al parecer, el dinero no es su motor principal, sino que busca satisfacer desafíos personales o sociales.

Ser emprendedor tiene mucho mejor marketing que ser empresario, sobre todo en Argentina. En nuestro país, ser empresario es casi una mala palabra. Es casi como si quisiéramos esconder nuestro anhelo de ganar dinero, como si poder vivir de lo que nos gusta no fuera el sueño de cualquiera de nosotros. Como si un emprendimiento que crece no se convirtiera inevitablemente en una empresa y –por lo tanto– aquel emprendedor, en empresario.

Pero nadie lo quiere llamar así, y esto no es casual. Tiene que ver con nuestra historia, aquella historia en la que “los empresarios se robaron el país”. Las empresas no son –por definición– ni malas ni buenas, y es igual para los empresarios. Las empresas mueven la economía, generan puestos de trabajo. La necesidad de invertir o hacer dinero no le quita la magia al acto de emprender un proyecto. No le apaga la mística. Mientras conserven el foco en lo importante y la ética en su sitio, bienvenidos sean los empresarios emprendedores.

Rating: 4.50/5.