Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El Tango te espera…

El Tango te espera…

Desde mi infancia escuché sonar esa música que parecía tan extraña para mis oídos: el tango.

Ver al viejo encendiendo un asado los domingos, tarareando melodías tan extrañas que no tenían sentido pero que, sin pensarlo, iban calando mi piel y escondiéndose en mi corazón.

Una tarde de invierno, ya muchos años después, tomé un café con mi papá en un típico bar porteño, de esos cafetines que abundan en Buenos Aires. Era un día común, como cualquier otro. Entre sorbo y sorbo,  le pregunté: "Viejo, ¿por qué te gusta tanto el tango? No entiendo. Lo escucho desde hace años y no distingo cantantes, ritmos… Hasta me parece todo igual".

Él simplemente sonrió.  Luego, me dijo: "¿Sabés qué pasa? No estás listo para el tango todavía, pero quedate tranquilo: el tango te espera a la vuelta de la esquina.Ya llegará el momento. C uando tu corazón esté listo, te va a tomar por sorpresa y lo vas a comprender".

No entendí nada. Seguí más confundido que antes de la conversación. Incluso me dio rabia la respuesta de mi padre, me recordó a cuando nos decían "Cuando seas grande vas a entender”.

Pasaron muchos años desde aquel cafetín de Buenos Aires. Mil historias. El viejo ya no está. Todo cambió. Y, sí, el tango me esperó. Me comprendió. Me explicó, y ya es parte de mí. Como el recuerdo del viejo, que nunca más se irá de mi corazón.

En un cafetín, bar o en un bodegón. No importa el sitio, en Argentina somos y respiramos tango a diario, aunque no lo percibamos. Él está ahí, esperando encontrar el corazón de cada uno, pero a su debido tiempo.

Tango para todos

Algunos ansiosos no querrán esperar a que el tango los encuentre para saber de qué se trata. O necesitan un acercamiento más "moderno" para empezar a conectar con esta música tan especial. Para ellos, les comparto una lista con algunos artistas, orquestas, grupos musicales y bandas contemporáneas que hacen música tanguera y la traen a nuestro tiempo. Quizás, estos ejemplos sean un buen punto de partida en el camino hasta llegar a encontrar -o ser encontrado- por el tango de los clásicos. Tomá nota:

 

Sucede, muchas veces, que la curiosidad por conocer este género musical proviene de las ganas de conectar con el baile. Y, una vez más, esto está lejos de ser una actividad inalcanzable o solo para algunas generaciones. Existen en Buenos Aires grandes opciones para aprender a bailar tango sin la necesidad de tener algún conocimiento previo o sin importar la edad. Comparto algunos ejemplos de lugares en donde se dictan clases para que te animes a empezar:

 

Otra opción para acercarte a este baile inmortal es ir a Plaza Dorrego (entre las calles Defensa y Humberto 1°, en San Telmo) y ver a los artistas independientes bailando al compás de la música tanguera que sale del parlante. Es abierto al público y quien se anime puede sumarse a la pista. Cerca de la Plaza Dorrego encontrás la alternativa más conocida: La Boca y el inconfundible Caminito. Allí también podés encontrar diversas parejas de bailarines en todas las esquinas y para todos los gustos y edades.

 

Rating: 2.50/5.