clima-header

Buenos Aires - - Viernes 22 De Enero

Home Gente Así somos El ritual del café

El ritual del café

Son menos de 20 minutos al día. Tiempo suficiente para parar la rutina, desconectarnos un poco y volver a arrancar. El ritual del café matutino.

Así somos
café

Tomar café es una costumbre milenaria y globalizada. En todo el mundo se toma café. Los estadounidenses lo hacen en vasos grandes y a las apuradas. Corriendo por las veredas, atropellándo a los demás y hablando por celular. Los europeos, como franceses o italianos, toman café mirando a los demás. Las sillas y las mesas en los locales están dispuestas hacia la vereda, procurando que quien se sienta a consumir lo haga mirando permanentemente a los demás. Finalmente, en Argentina y, sobre todo en Mendoza, practicamos el ritual del café.

El café es la excusa

Para algunos, no importa si el café está rico. Si está muy cargado o más suave. Si es de máquina, expreso o si se trata de café instantáneo. Tampoco se detienen a pensar si sale manchado, lágrima, cortado o goteado.

Es que, en Mendoza, el ritual del café es eso. Es el acto en su conjunto. Comienza con un mensaje, un WhatsApp o una llamada: “¿En 15 ahí?”. La pregunta la puede recibir una abogada que está en su despacho, un empleado de una empresa de electricidad que está a 5 metros de altura arreglando un cable o el CEO de una de las bodegas más grandes del país. El ritual del café corre para todos.

El mensaje no necesita más indicaciones. Se responde con un “ok”, y el encuentro ya está programado. Se termina la tarea que uno estaba haciendo y partimos, al grito de “vuelvo en 20”. Abrigo en mano y a caminar hasta “ahí”, que no es más que el café de siempre. En el mismo lugar, a la misma hora.

Comienza el ritual

A esa altura, al llegar y sentarnos en una mesita, el mozo ya sabe lo que vamos a pedir. Ni siquiera nos mira. Directamente monta dos tacitas blancas sobre dos platos, las llena de café cortado, cucharita, azúcar y edulcorante, dos vasos de soda y dos medialunas. Para cuando las bebidas estás en la mesa, el ritual del café ya ha comenzado, en realidad. Ya se charló sobre lo que hicimos el fin de semana, sobre el compañero de trabajo que es insoportable, sobre la jefa que no se aguanta, sobre el partido del próximo domingo y ya le preguntamos a la otra persona qué pasó con su pareja, ya que en su cuenta de Instagram ya no sube fotos con ella.

Por eso, el café es una excusa. El motivo perfecto para juntarnos con esa persona, desconectarnos un poco de nuestras responsabilidades, parar la pelota y pasar un buen momento. El café llega. Con no más de 3 sorbos, las tazas quedan vacías. A los empujones nos comemos la medialuna y rematamos todo con un trago de soda. Limpiamos como se puede nuestras comisuras con las servilletas y volvemos al ruedo. Más tranquilos y relajados.

Costumbre mendocina

El ritual del café que acabamos de describir es habitual. Todas las mañanas, en los 3 o 4 cafés por cuadra que existen en el microcentro mendocino, se repite esa postal. Adultos, jóvenes, adolescentes o ancianos. Entre hombres, entre mujeres, mixto. En cualquiera de sus variables, el café de la mañana vive en los mendocinos.

El vaso de soda

Argentino como el asado y el fútbol del domingo. El vaso de soda nos caracteriza en el mundo. Como argentinos (y como mendocinos, sobre todo), no podemos concebir la idea de recibir un café sin el vaso de soda. Es un elemento fundamental en esto que llamamos el ritual del café. Nos quita el gusto, el amargor. Nos saca la sed. Nos marca que la reunión ha terminado.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

cafe-Carlos-ZavaliaEl apasionado de los granos de café
El-Café-Tokio-NorteCafé Tokio: un viaje en el tiempo

Fecha de Publicación: 07/08/2020

Compartir
Califica este artículo
4.50/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Empresas y Negocios
planta renault Más de medio siglo en Córdoba

Te contamos la historia de una de las plantas de automóviles más famosas a nivel mundial, que se ins...

Argentinos por el mundo
clandestino lab La segunda parte de Nahue Clandestino y su proyecto de reciclaje

Seguí conociendo al neuquino que deja su impronta desde Centroamérica.

Tradiciones
Villa General Belgrano (Córdoba) - Javi Circo - Somos Camino Villa General Belgrano: Capital Nacional de la Cerveza y de la Fiesta

En este nuevo capítulo de Somos Camino, acompañanos a recorrer Villa General Belgrano junto a Javi C...

Lo peor de nosotros
Diques Mendoza En los diques, ¡no te podés bañar!

Muchos mendocinos no lo entienden, y se refrescan en diques. Así, cada temporada tenemos que sumar n...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades