Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El Gorosito no se pierde una

El Gorosito, el histórico monumento de Caleta Olivia, no quiso perderse los festejos de Navidad.

El Gorosito, el monumento al trabajador petrolero enclavado en la localidad de Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz, no se pierde una: se sigue cuidando del COVID-19, pero también ahora luce un gorro navideño acorde a las fiestas de fin de año. Antes, los vecinos del barrio Bicentenario de esa ciudad patagónica, habían levantado un árbol de Navidad gigante junto a una réplica del ícono caletense y ahora se sumó una nueva jornada festiva.

Ya en los primeros días de marzo, cuando iniciamos a transitar la cuarentena por el avance del coronavirus en el país, el histórico lugar caletense llamó a los vecinos a tomar conciencia y los recaudos necesarios para evitar la propagación de la enfermedad con un barbijo blanco.

Pasados los meses, con la inminente llegada de la navidad, el personal de Servicios Públicos local, se acercó hasta El Gorosito y colocó un gorro navideño. y no dejar afuera al monumento de las celebraciones de fin de año.

Además, aprovechando esto, también se realizó un recambio de barbijo, dado que el clima patagónico había deteriorado el que se colocó en marzo, y se dispuso la colocación de un cubrebocas celeste, para además hacer un sencillo homenaje al trabajo que realiza el personal de salud, que lleva nueve meses al pie del cañón cuidando a los vecinos.

Pero el acto de poner el gorro en El Gorosito no dio por concluida la actividad, ya que la docente de Caleta Olivia, Sara Godoy, contribuyó al espíritu navideño de la localidad del norte santacruceño, dado que organizó un pequeño pero emotivo acto con villancicos del que participaron niños y familias, que también se sacaron fotos con Papá Noel para que la fiesta sea completa.

Todo empezó con un dibujo

El gorro navideño para El Gorosito no nació de la nada: todo comenzó con el dibujo de Maite, una pequeña que se imaginó al monumento al obrero petrolero con ese adorno y lo plasmó en un papel.

La niña le mostró a Sara Godoy, y también a Rosa Agüero, -quienes tienen un programa de radio infantil nacido en agosto-, el dibujo de El Gorosito con el gorro, y ahí surgió la idea. Rosa Elena Pintos tomó el desafío de confeccionar el accesorio, y luego de unos quince días, quedó listo.

Literalmente fue un desafío, porque no se pudo sacar el diámetro del casco del monumento de manera presencial, sino que se hizo por medio de una foto y un programa de PC. Luego de quince días, la confección estuvo terminada.

La felicidad de Maite

Maite, la autora del dibujo y quien dio el puntapié para la iniciativa, no pudo ocultar su felicidad por ver concretado su sueño, con el agregado de la presencia de Papá Noel.

Atilio y Andrea, los padres de la niña, también mostraron su emoción por ver cumplido el sueño de su hija, que pudo haber sido el de cualquier nene, y agradecieron a Sara y Rosa por hacer lo posible para poder hacerlo realidad. "En tiempos difíciles queremos levantar el espíritu navideño, hay muchas familias golpeadas por esta pandemia y queremos que sepan que hay que seguir cuidándonos", dijeron.

Rosa Godoy, la docente que organizó el acto al lado de El Gorosito, aseguró que de esta manera pudieron llegar los niños, que llevan nueve meses afrontando la cuarentena desde sus casas.

El sueño de Maite, que plasmó en su dibujo, venció las adversidades de este 2020 tan particular y aportó al espíritu navideño de Caleta Olivia, adornando a uno de los íconos de esa ciudad patagónica y llevando alegría a los más chicos, que entre villancicos y fotos con Papá Noel pudieron disfrutar de una tarde a todo color.

 

Rating: 0/5.