Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El Cadillal, un ritual tucumano

El dique El Cadillal es un lugar paradisíaco, y el sitio más elegido para vacacionar en familia y con amigos.

En temporada de verano, en Tucumán, hay días que acecha la humedad y el calor llega a ser insoportable, más aún en la capital con tanto pavimento y edificios que encierran cualquier brisa que se asoma en la ciudad. Parece que la única escapatoria son los cerros majestuosos que brindan un poco de respiro, pero si tenemos que sincerarnos los valles no brindan ese balneario que todos desean, ese chapuzón que alivia el calor asfixiante. Es por ello que los tucumanos, como un ritual de todos los domingos, prefieren elegir como destino el placentero dique El Cadillal

A tan solo 20 o 25 minutos desde San Miguel de Tucumán, se llega a este lugar. Un paisaje soñado con aguas mansas y una variedad de actividades para realizar. Cuando los tucumanos emprenden viaje no les puede faltar la conservadora, hielo, bebidas, la carne para el asado, y repelente para los mosquitos, todo eso cargan en sus vehículos particulares y emprenden viaje ya sea con sus familiares o con amigos. 

Históricamente, los tucumanos han generado una especie de apego con el dique, y más aún cuando se inauguró el Camakén hace un año. Se trata de una embarcación que llegó para reemplazar al catamarán Arquímedes. Este nuevo servicio asombró a los tucumanos y muchos disfrutan del paseo que brinda desde que se inauguró. Cuando fue bautizado, lo regaron con champagne, a modo de ofrenda a la Pachamama y el propietario de la embarcación, Sergio Wilde, expresó a la prensa local que el nombre significa “energía de todas las cosas”. 

Pero, más allá de este atractivo que sumó la villa turística, el tucumano disfruta mucho de buen asado con sus seres queridos a la orilla de las aguas del dique. Si bien este lugar tiene muchas actividades para realizar, como practicar kayak, quienes asisten todos los domingos, aproximadamente a las 10 de la mañana, cuando comienza la jornada de relax en El Cadillal, lo primero que hacen es preparar la carne, el fuego, servir un buen vino en la mesa y contemplar este paraíso tucumano. 

Si alguien pregunta cuál es su lugar favorito en verano, sin dudas el tucumano responderá que El Cadillal. De hecho, el Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT) lanzó un programa denominado “El Cadillal imperdible”, donde brinda micros gratuitos hasta la villa turística. La nueva apuesta, que inició el año pasado, tuvo muy buena respuesta, teniendo en cuenta que no todos cuentan con un vehículo propio para llegar hasta allí, y es por ello que volvieron a lanzar esta modalidad que brinda un colectivo que sale desde la calle Virgen de la Merced, primera cuadra, de lunes a jueves. Un dato a destacar es que los tucumanos se inscriben previamente en informes@tucumanturismo.gob.ar, o en la oficina ubicada en 24 de septiembre y 9 de julio, que atiende todos los días a partir de las 8. Luego presentan su DNI y se les asigna un turno de viaje de acuerdo a la fecha disponible. Después de realizar este sencillo trámite, el colectivo gratuito emprende el corto viaje a partir de las 10 y regresa a las 17. Cabe destacar que, como la pandemia todavía no terminó, se cumplen con las medidas de bioseguridad establecidas con capacidad limitada. 

 

Actividades tradicionales de los tucumanos en el dique 


De esta manera, todos los domingos, los tucumanos eligen una vez más, vacacionar en El Cadillal, convirtiéndolo a este dique como el lugar más elegido, repitiendo cada año sus tradicionales actividades, un ritual implantado exclusivamente por los tucumanos. 

Rating: 0/5.