Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Detuvieron al Papa

El Papa volvió a ser detenido. Es la segunda vez que sucumbe ante el placer, en medio de la Plaza San Pedro. Por qué no sorprende en este hombre?

Se le pueden achacar muchas cosas al Papa. Que nunca vino a la Argentina, uno de los países con más católicos en el mundo. Que se mete en política, desde afuera. Y del lado de gente procesada por corrupción. Manda rosarios a feligreses con problemas con la Justicia. O que no parece estar haciendo mucho por su Iglesia, que cada vez tiene menos fieles. Parece que no puede dejar de ser noticia.

Pero si hay algo que no se puede dudar es que sea bien argentino.

El tema es que, y por segunda vez, el Papa fue detenido. No ha tomado dominio público, pero nuevamente, fue en la Plaza San Pedro, un miércoles. De esos en que se reúne con sus feligreses en una audiencia popular. Uno va, se anota y en la plaza tiene la oportunidad de verlo de cerca. Saludarlo. Quizá, hasta de estrecharle la mano o tocarlo.

Y acá, "La gran argento"

Dos veces, repito. Porque es la segunda vez que alguien le muestra un mate y detiene al Papa. Sí. Le mostraron un mate, cebado, a la distancia y lo detuvieron. El tipo se clavó el mate y siguió su camino, feliz.

Se ve que el mate lo puede. Quizá no consigue yerba de calidad en el Vaticano. No tiene ningún amigo que se la lleve desde acá. Y mirá que le llevan cosas... haber sabido que con algo tan sencillo se lo arregla! Por ahí, es que no hay nadie que lo sepa cebar rico. Vaya a saber.

Cuestión que el tipo ve un mate y se abalanza. Lástima que no es la clave para que le de un poco de bola a nuestro Presidente. Porque ya una vez Cristina le llevó uno y ni pelota que le dio. Te acordás, cuando no se querían nada?

Imágen: Instagram - Franciscus

Rating: 0/5.