Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Cuando los próceres devienen en animales

Nuestros próceres no renovaron contrato en los billetes, los cambiaron por bellezas de la flora y la fauna autóctonas.

Tras décadas de idolatrar a nuestros próceres, levantarles estatuas majestuosas, leer sobre sus hazañas en los libros de historia y pegar las figuritas de Billiken en nuestros cuadernos, ahora parece que no eran tan héroes, sino más bien humanos. Los padres de la patria de pronto se nos vuelven un poco genocidas, un poco pedófilos, un poco xenófobos. Tal vez los corceles no eran tan blancos, por ahí lo más importante no era tener asistencia perfecta en el colegio.

Está claro que eran otras épocas, pero lo que hicieron de bueno muchas veces esconde otro tanto de malo. La discusión no está cerrada de ninguna forma. Sin embargo, toda esta confusión, estos cuestionamientos, nos trajeron un problema colateral: qué hacíamos con esos hombres de ahora dudosa reputación que se multiplicaban en nuestros billetes.

¿La solución? Las bellezas de la flora y la fauna autóctonas: una salida que aleja opiniones encontradas y propone nuevos protagonistas para nuestros intercambios monetarios. Nuestros próceres, finalmente, no renovaron contrato para seguir en sus respectivos billetes. Mientras tanto, durante lo que dure la transición, en nuestras billeteras convivirán Mitre, San Martín, Belgrano, Rosas, Sarmiento y Roca con yaguaretés, guanacos, cóndores, tarucas, ballenas y horneros.

Rating: 0/5.