Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Cuando la sociedad tiene algo para decir

En Mendoza se intentó modificar una ley con alto impacto social. La sociedad salió a la calle, en paz. La norma volvió a la normalidad.

La mendocina es una sociedad conservadora. Al menos, así la definen quienes nos visitan. Sobre todo, artistas y figuras populares. En algunos casos, además, el mendocino es parco, obstinado, antipático e introvertido. Seguramente esto último tenga que ver con nuestro clima de montaña y cercanía a la Cordillera de Los Andes. A veces, el frío nos encierra en nuestros hogares y perdemos la práctica de las relaciones sociales. No obstante, no son todas pálidas. En los últimos días quedó demostrada una cualidad que, hasta el momento, no se había manifestado de lleno en nuestra gente: unión. Los mendocinos demostramos ser unidos por un mismo objetivo.

Para algún desprevenido, debe explicarse que el Gobierno local intento modificar una ley para dar luz verde a la minería metalífera. La gran mayoría de la sociedad salió al cruce, aduciendo que esa actividad es contaminante y que el agua mendocina estaba en riesgo. El pueblo se manifestó y la modificación de la ley se derogó. Un pleno social.

Pero más allá de este caso en particular y sin analizar el objetivo de las manifestaciones. Sin entrar en debate sobre “minería sí” o “minería no”. Tampoco involucrándonos en temas políticos. Lo que acá no se puede desconocer es que hubo un tema que atravesó por completo a nuestra sociedad. Pero por el solo hecho de despertar el interés de la gente, y no por la motivación política o el oportunismo social que esto podía suponer.

Por eso fueron cientos de kilómetros recorridos a pie desde recónditos lugares de Mendoza. Sin banderas políticas y con el celeste y blanco como denominador común. Claro que la ventaja política estuvo a la orden del día en algunos casos, pero fueron los menos. La gran masa de decenas de miles se movilizó en paz. Sin agresiones, sin exabruptos. Demostrando, tal vez, que el pueblo también puede ser escuchado, aun cuando no hace demasiado bochinche.

Rating: 4.00/5.