Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Cómo vacacionan los neuquinos

Te contamos los aspectos más importantes de cómo eligen sus vacaciones en Neuquén.

Los oriundos de Neuquén son de personalidad tranquila y su forma de vacacionar también lo es. Si bien el heavy metal y los fogones son propios de los neuquinos, a la hora de elegir cómo vacacionar, estos se inclinan por lugares alejados del bullicio donde encontrar paz y armonía con la naturaleza, con sus colores y sus sonidos. 

La forma de moverse y de llevar a cabo los viajes dentro de la provincia también reflejan estos valores.


 

Los paisajes y las fotos

Los paisajes neuquinos son, desde el desierto a la montaña, de los más fotografiables de la Patagonia. La gama de colores pasteles y cobrizos que pinta a la estepa y los árboles verdes en verano y rojos en otoño que rodean a los turquesas lagos de finas arenas, hacen de la provincia un policromático cuadro por cuadro. 

Una de las características del tranquilo habitante de Neuquén es la de parar las veces que sean necesarias para fotografiar al imponente paisaje. Ya sea en un mirador natural o artificial, hecho para apreciar un accidente geográfico de la cordillera, o en el medio de una ruta caliente y esteparia donde se posa el sol decorando el inmenso horizonte, el neuquino se tomará el tiempo y el espacio para capturar ese momento. 

Amateurs o profesionales, con el celular o con cámaras analógicas, digitales o compactas, los neuquinos aman salir a recorrer y a sacar fotos de sus hermosos paisajes. Te presentamos de yapa, a una de las mejores neuquinas a la hora de fotografiar paisajes.

Dana Ogar, la ama de los efectos. Esta oriunda de El Chocón se fue fanatizando con todas las expresiones de la fotografía, en la medida que fue viviendo en las principales ciudades del país. De vuelta en la capital neuquina, Dana captura los cuadros verdes, celestes y turquesas del Limay y los azules profundisimos de Villa El Chocón, entre otros paisajes neuquinos.

Los gustosos de la fotografía podrán apreciar su arte por redes sociales; Dana sale en instagram y facebook bajo el seudónimo de @_Danesha

Los vendedores de frutas

El turismo en Neuquén es habitual en todas las estaciones del año. Depende de la época en la que se viaje, el turista podrá apreciar una escena única de los neuquinos: La venta ambulante de fruta de estación. 

Sobre las banquinas de Senillosa, en el césped lindante a la ruta del Chañar o sobre la aridez cutralquense, decenas de trabajadores de la industria frutícola venden a precio de costo los cultivos del valle. Cerezas, duraznos, peras, nueces y uvas son ofrecidas a los viajeros mes a mes. La cercanía del valle rionegrino y los propios cultivos de la provincia, hacen del viaje neuquino una opción nutritiva y fresca.

Mientras que en algunas rutas del país venden embutidos, quesos o dulces el neuquino que vacaciona tiene la saludable opción de la fruta a la hora de recorrer sus variados caminos. 

 

Las dos representaciones de cómo vacacionan los neuquinos, coinciden en sus formas de respeto hacia la naturaleza. Desde los Parques Nacionales y los vastos desiertos, hasta los volcanes, la flora y la fauna son aspectos apreciados por los locales hasta en cómo vacacionan.

Rating: 0/5.