Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Cada loco con su tema.

En líneas generales, pienso que las cosas pasan por algo.

En líneas generales, me considero una persona racional. No creo en espíritus, ni en magia negra, ni en extraterrestres, ni en el destino. En líneas generales, pienso que las cosas pasan por algo: causa-efecto. Sin embargo, si estoy en un auto viajando a la costa un fin de semana largo, y el tráfico fluye mejor de lo esperado, ni loca lo comento en voz alta: mi pequeña porción irracional está segura de que ponerlo en palabras solo arruinaría las cosas.

En el mismo sentido, si a alguien más se le ocurre comentar algo del tipo “nada de tráfico al final, eh” o “venimos rebien por suerte”, una furia desconocida me invade, porque no puedo entender que se arriesgue a arruinarlo todo por tan poco. En mi mente, de seguro esa frase dicha sin pensar hará que, de alguna manera extraña, el tránsito se congestione y tardemos 18 horas en llegar a Villa Gesell.

Nada pero nada de eso tiene sentido –y lo sé–, pero una parte de mí está convencida de que así funcionan las cosas. Por eso no me enojo con el que insiste en respetar los lugares en el sillón para ver el partido de la Selección (porque la última vez ganamos, y seguro que fue por eso, Messi no tuvo nada que ver): quién soy yo para juzgarlo. Como dice el refrán, cada loco con su tema. Y cada uno con sus cábalas.

Rating: 0/5.