Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Argentinos: a tocar madera!

Las supersticiones son tan diversas como las personas o las circunstancias, por lo cual difieren también de acuerdo a las culturas, las edades y las épocas.

La "Cábala", si bien remite a una disciplina del judaísmo, en su uso corriente refiere a todo tipo de supersticiones populares que implementamos ante el miedo o la angustia, para tener buena suerte. Para la psicología, la conducta supersticiosa consiste en asociar objetos o hechos para reforzar la seguridad, las certezas, la confianza, como intento de confirmar que las cosas salgan tal cual lo queremos. Es por eso que todo tipo de objetitos nos acompañan a exámenes, citas, trabajos, viajes, médicos, como intento de controlar el destino deseado y librarnos de la tan molesta e ineludible duda.

Las supersticiones son tan diversas como las personas o las circunstancias, por lo cual difieren también de acuerdo a las culturas, las edades y las épocas. Poseer amuletos, vestirnos de determinada manera, repetir frases, rezar, tener rituales, hacer promesas, son algunas de las infinitas posibilidades que funcionarán como garantes de nuestra buena suerte.

Si estos comportamientos se tornan compulsivos o limitantes de la vida, podrían tornarse en conductas patológicas. La realidad nos confronta con que todos nosotros presentamos en mayor o menor tenor alguno de estos comportamientos en algún momento de nuestras vidas. Hasta los sujetos más racionales o descreídos han evitado alguna vez pasar por debajo de una escalera.

En épocas del mundial de fútbol parece ser que el mundo cabulero tiene rienda libre y todo tipo de cábalas se despliegan orientadas a la búsqueda de  la satisfacción del deseo de ganar... Ojito con cambiar de sillón para el próximo partido!

Rating: 0/5.