Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Alerta: cada vez nacen menos argentinos

La última medición del Ministerio de Salud de la Nación, correspondiente al año 2020, confirma que la tasa de fecundidad y la tasa de natalidad vienen bajando de manera sostenida durante los últimos años. ¿Cómo impacta en la estabilidad de la población?

Los tiempos están cambiando. Hoy, las mujeres ya no tienen como único objetivo casarse y tener hijos. Existen diversas formas de encarar un proyecto de vida y, entre ellas, la maternidad muchas veces no está contemplada. Esto tiene que ver con que, en ocasiones, los objetivos están puestos en el desarrollo profesional o que, simplemente, el deseo de formar una familia no está presente.

A su vez, quienes deciden tener hijos, muchas veces optan por tener uno o dos niños como máximo. La época de las familias numerosas va quedando atrás, por cuestiones profesionales o económicas. Todo esto impacta en la tasa de natalidad del país, que ha descendido abruptamente en los últimos años, producto de este nuevo paradigma social y familiar que se viene abriendo camino.

La realidad es la siguiente: cada vez nacen menos argentinos. El hecho fue acreditado por el Ministerio de Salud de la Nación, que difundió la última medición al respecto, correspondiente al año 2020. En ella, se registra que la tasa de fecundidad (es decir, el número de hijos por mujer) volvió a caer una vez más, hasta ubicarse en 1,54, lo que representa el valor más bajo de la historia del país.

En el año 2020, el número de bebés nacidos vivos en la Argentina fue de 533.299. Esto significa un 14,7% menos respecto al año 2019, cuando nacieron 625.441 niños, y un 31,4% menos en relación con el 2014, el año en que se inició el descenso, cuando nacieron 777.012 niños. De acuerdo con el informe del Ministerio de Salud, la del 2020 “es la menor cifra de nacidos vivos de las últimas décadas y se acentúa el declive de los nacimientos que comenzó en 2014″.

A su vez, la tasa de natalidad —es decir, el número de nacimientos por cada 1000 habitantes— también registró una caída constante desde 2014, y se ubicó en 11,8 en 2020. Este descenso, al contrario de lo que podría pensarse, no se relaciona con la pandemia, ya que la mayoría de los bebés nacidos durante 2020 fueron concebidos antes de que se dictaran las medidas de aislamiento obligatorio como prevención ante el COVID-19.

Preocupación por la tasa de reemplazo

Además de la tasa de natalidad, otro indicador que continúa derrumbándose es la tasa global de fecundidad (TGF), es decir, el promedio de hijos por mujer en edad fértil. De esta forma, se ubica cada vez más lejos de la llamada “tasa de reemplazo” un factor del que depende la estabilidad de la población de un país. Mientras esta es de 2,1 hijos por mujer, en la Argentina ese número cayó a 1,54 en 2020, de acuerdo con las mediciones del Ministerio.

“Si bien no hace mucho que descendimos del nivel de reemplazo poblacional (2,1), la caída fue abrupta desde el 2014, año en el que comenzó a disminuir drásticamente el número de nacimientos”, alertaron desde el organismo. De esta forma, a partir de 2014, el país se vieje alejando cada vez más de tasa de fecundidad que garantiza que la población se mantenga estable.

En la actualidad, se está llevando adelante el censo nacional, que se inició de manera digital, el cual brindará precisiones sobre la composición demográfica actual del país. Sin embargo, se estima que la Argentina posee hoy una población de poco más de 45 millones de habitantes. Por ahora.

 

Imagen: Freepik

Rating: 0/5.