Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Al turista hay que cuidarlo

Los mendocinos somos generosos. Por eso, en época de Vendimia, el turista que nos visita es agasajado con vinos, espectáculos y productos regionales.

Mendoza es una provincia turística por sus lugares y paisajes, su gastronomía y sus vinos, entre otros. Pero, más allá de eso, hay un elemento sustancial e indispensable para que sea tan elegida por los turistas: los mendocinos somos excelentes anfitriones. Sabemos tratar a nuestros visitantes. Y no solo lo afirmamos nosotros, sino que es también la opinión de cada extranjero que llega a Mendoza. El turista se siente a gusto.

Y, para reconfirmar esa condición, el Ministerio de Turismo ha impulsado una novedosa medida desde hace algunos meses. Y la ha intensificado en tiempos de Vendimia. El turista que llega por estos días se encuentra con espectáculos artísticos en la vía pública, con la reproducción de piezas musicales o bailes típicos de nuestra cultura. Por otro lado, productos regionales y vinos también son parte de los regalos ofrecidos.

Tal es el caso de los brasileños que llegaron durante esta semana en los vuelos de la aerolínea Gol, desde San Pablo. Ellos, mientras esperaban sus valijas en la cinta transportadora, se sorprendieron al observar cajas con botellas de vino y alfajores sobre esta. Al principio, pensaron que serían de algún pasajero. Pero, al ver que eran muchas cajas y con la marca del Gobierno de Mendoza, supieron que se trataba de obsequios para ellos mismos.

Bailes y más bailes

Algo similar se vivió en el Cerro de la Gloria. Allí, de repente, un grupo de personas caracterizadas comenzaron a bailar al compás de un tango que sonaba por un parlante. De igual manera, los turistas entendieron que se trataba de un flashmob intencionado. Cualquier turista que haya subido al Cerro se llevó, además, una bolsa con productos autóctonos.

Por último, la Terminal de Ómnibus no fue la excepción y también ofreció un espectáculo al turista. En este caso, el ballet joven de la Ciudad de Mendoza encantó a propios y ajenos.

Así queda demostrado que no basta con lo que la naturaleza nos regale para ofrecer al turista. Se necesita combinarlo con una buena atención, amable y generosa.

Rating: 0/5.