Ser Argentino. Todo sobre Argentina

4 cosas que pasan solo en los casamientos argentinos

¿Te pusiste a pensar en cómo ven nuestros casamientos los invitados de otras culturas?

Cada país tiene hábitos particulares a la hora de festejar un casamiento. Algunos se cruzan; otros son totalmente opuestos. En Argentina, nuestras fiestas duran hasta el amanecer y tienen algunos condimentos que para nosotros son habituales, pero que sorprenden a los invitados que llegan desde otros lados. Estas son algunas de las costumbres más raras que tienen nuestros casamientos:

 

  1. La entrada de los novios Acá la fiesta empieza con todo: los novios entran al salón saltando y bailando, y sus amigos los revolean por el aire literalmente. En el momento de la arenga, poco importan el peinado de la novia o el traje impecable del novio.
  2. La duración Los casamientos en nuestro país duran muchas horas y son muy divertidos. Nada de formalidades; con el correr de las tandas de baile, las corbatas vuelan y los tacos altos se convierten en chatitas. Hombres, mujeres, niños y abuelos danzan a la par hasta bien entrada la madrugada.
  3. Los novios se quedan hasta el final En Argentina es impensado que los novios se retiren más temprano de la fiesta para disfrutar su noche de bodas: se quedan hasta que despiden al último invitado sin importar hasta qué hora se extienda el festejo.
  4. El fin de fiesta Comer pizzas o hamburguesas a las 5 de la mañana, para darle un broche de oro al festejo, es algo que tampoco sucede en muchos lados. Un cierre perfecto para una celebración tal vez poco convencional, pero en la que sobran los buenos momentos.

 

Rating: 0/5.