Ser Argentino. Todo sobre Argentina

1 de cada 4 argentinos ha sufrido acoso laboral

De acuerdo con un estudio reciente, en la Argentina, el 25% de las personas sufre o ha sufrido acoso laboral, lo que representa la cifra más alta en la región.

Con el tiempo, cada vez se visibilizan más algunas conductas que han estado siempre en nuestra sociedad, pero normalizadas. Detectarlas y reconocerlas es el primer paso para comenzar a erradicarlas. Ponerles un nombre también ayuda a identificarlas y darles la entidad que requieren. El mobbing es lo que conocemos como acoso laboral. 

Se trata del “hostigamiento al que, de forma sistemática, se ve sometida una persona en el ámbito laboral, y que suele provocarle serios trastornos psicológicos”. Así lo define un estudio reciente que se llevó a cabo en distintos países de la región e indagó en esta y otras temáticas relacionadas con el entorno laboral. La encuesta fue llevada adelante por el portal de empleos Bumeran en Argentina, Chile, Ecuador, Panamá y Perú. En total, participaron 5300 personas, de las cuales 1500 pertenecían a nuestro país. 

El dato más revelador que surge del informe es que, en la Argentina, “el 25% de las personas encuestadas dice que sufre o sufrió mobbing o acoso laboral frente a un 75% que afirma que no. Esto significa que una de cada cuatro personas que participaron del estudio es o fue acosada en el ámbito laboral”. Se trata del porcentaje más alto entre los países incluidos en el estudio: el 20% en Chile, el 17% en Ecuador, el 11% en Panamá y Perú.

Sin embargo, cuando se les consulta a las personas si han presenciado alguna situación de este tipo, los porcentajes se elevan: el 39% respondió que sí y el 61%, que no. De acuerdo con el estudio, “esta diferencia puede deberse a que es más fácil, y menos doloroso, reconocer el acoso laboral cuando otros son los protagonistas”.

Al momento de consultarles a los participantes si en las empresas en las que trabajan se implementa políticas destinadas a evitar estas conductas, el 46% afirma que, en su lugar de trabajo, no se implementan políticas contra el mobbing; mientras que el 41% no sabe si existen o no este tipo de medidas y el 13% dice que sí.

¿Los empleados realmente disfrutan el trabajo remoto?

Otro de los puntos que abordó el estudio tuvo que ver con el home office. En este sentido, el 82% de los argentinos sostuvo que prefiere compartir el lugar de trabajo con su equipo, al contrario del 18% que prefiere trabajar en desde su casa

A su vez, el 85% contestó que le gusta convivir con otras personas en el trabajo, el 14% afirmó que “a veces” y el 1% dijo que no le agrada. Al ser consultados sobre cómo resulta la convivencia, de acuerdo con el estudio, las respuestas “son extremadamente positivas: para el 48% es buena y para el 41% es excelente. Solo un 8% la consideró regular y un apenas un 3% la calificó de forma negativa: para el 2% es mala y para el 1% es horrible”.

Respeto a los pros y contras de esa convivencia, el 34% afirmó que lo mejor de compartir el espacio laboral con otros es la sinergia del trabajo en equipo; el 27%, “poder resolver enseguida los temas que se presentan”; el 17%, “que se generen espacios para aprender”; el 12%, “poder construir vínculos sólidos”; y el 10%, “tener a alguien con quien hablar y reírte mientras trabajás”.

En cuanto a los aspectos negativos, los encuestados afirmaron que lo peor es que no haya un buen ambiente laboral (66%), la discriminación y el mobbing o acoso laboral (25%), la dificultad para concentrarse (5%) y que no te caigan bien las otras personas (4%).

¿Y las distracciones? Cuando se indagó sobre este punto, el estudio afirma que, mientras trabaja, “un 87% participa cada tanto de alguna conversación, pero intenta no perder el foco; el 5% confiesa que no para de hablar porque ama ir a la oficina y socializar, otro 5% pone música e invita a los que lo rodean a cantar, y un 3% se pone los auriculares con el sonido al tope para tapar el bullicio que lo rodea”.

Al parecer, la necesidad de socializar poco a poco va dejando atrás la pasión inicial que generó el home office y la posibilidad de trabajar en pijama desde el sillón. 

 

Imagen: Freepik

Rating: 0/5.