Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Numerosos fanáticos de Van Gogh visitan en Buenos Aires la primera muestra inmersiva del país

La exposición con imágenes en gigantescos tamaños exhibidas de manera conjunta, logró que más de 100 mil personas hayan visto a la fecha, un espectacular evento que numerosas delegaciones del interior decidieron conocer de la cautivante obra del artista holandés.

Si las imágenes dentro del Pabellón Frers deslumbran por su enorme magia artística, todo lo que sucede en las inmediaciones de la Rural, un histórico predio de exposiciones que a mitad de año tiene como eje central la muestra agro-ganadera, sencillamente merecen una serie de postales destacadas. Resulta un asunto absolutamente increíble pararse justo en la intersección de las avenidas Santa Fe y Sarmiento, para comprobar que más allá de todos los visitantes porteños que asisten a la tradicional zona por pasión o infinita curiosidad, se dan cita miles de personas provenientes del interior de nuestro país, cautivados por ver en esta locación escénica una muestra que permite apreciar a un conocido artista, expuesto a esta altura del milenio con una óptica tan hipnótica como seductora, fruto de una idea para llevar su historial creativo a lugares donde jamás se vieron sus cuadros. Cada jornada, un total de quince micros con carteles que identifican las zonas de donde provienen todos los visitantes, sorprende y subyuga para quienes entienden más que nunca, que la cultura es a esta altura una fenomenología universal que moviliza fuertes e inéditas pasiones en todo un territorio.

Basta ver en la extensa vereda de la Avenida Sarmiento al 2700 como todos los días, los buses trayendo decenas y decenas de turistas de distintas provincias que se ubican en una zona especialmente reservada, para que los visitantes puedan descender con calma y tomar ubicación en la zona de ingreso. No es necesario concretar un festival de música en algún hipódromo bonaerense para presumir de ostentosos números de convocatoria en una gran temporada de eventos artísticos, porque la muestra “Imagine Van Gogh”, con ese goteo de casi 4000 personas por fecha, ya superó los cien mil visitantes en las últimas horas, genial muestra que propone desde una estética demoledoramente insólita, acercar de una manera deslumbrante a todos aquellos amantes de la plástica o quienes jamás se animaron a entrar a un museo para ver cuadros, pensando que esa silenciosa experiencia puede ser un estéril y desmoralizador plomazo a la hora de formarse culturalmente bajo una gran especialidad artística.