clima-header

Buenos Aires - - Viernes 12 De Julio

Home Gente Arte y Literatura M. Jacobs. “La pasión de la canción en el lienzo”

M. Jacobs. “La pasión de la canción en el lienzo”

El ascendente artista plástico M. Jacobs nos presenta el original diálogo de la música con la pintura, único en el mundo del arte. De necesidades vitales, nuevos mundos y creación, charlamos con el talento nacional en “Art Friends”, muestra compartida con Judith Szurman en Pilar.

Arte y Literatura

“El día que descubrí que podía dedicarme a pintar esta colección de pinturas atravesadas por la música fue una cosa maravillosa, casi orgásmica, mucha vinculación con un placer inédito. Me dí cuenta que había hallado lo que yo quería hacer dentro de la plástica” exclama el artista M. Jacobs en la apertura de “Art Friends”, desarrollada recientemente en el Country Miraflores de Pilar en Buenos Aires. “Unidos por la amistad y su pasión por el arte” fue el lema de la convocatoria para reunir la nueva colección de M. Jacobs junto a Judith Szurman.

M.Jacobs

Luego de la exitosa colectiva en el Palacio Raggio, M. Jacobs renueva la paleta expresiva hacia un mundo inexplorado, sensual y movilizador, el encuentro entre la pintura y la música. Con algunas referencias argentinas plásticas en Antonio Berni, Sigfrido Pastor y Guillermo Roux, M. Jacobs precursor se interna en sones donde las notas son colores, las melodías son texturas, y cantan, en perfecta armonía, una que sabemos todos. “El cuadro te gusta o no te gusta, es como opera el arte, ya que no hay nada escrito, pero a partir de eso te llevas un plus, si encima tiene la canción que te gusta, bingo!!!”, se entusiasma M. Jacobs con el próximo cancionero visual en su originalísimo concierto que nace de la vista, el oído y el alma. Cuadros para cantar, ver y encender el himno a mi corazón.

Espinado M. Jacobs

¿En qué momento surge tu pasión artística?

M. Jacobs: Desde chico percibí esa necesidad. Había algo muy nato, tiene que ver con los genes que mi vieja me transmitió. Ella era artista y surgió desde ese lugar. Pero esta conexión curiosamente nació hace tres años en plena pandemia y apareció algo que apasionó tanto que hoy estoy dedicado 24/7 a eso.

De chico me gustaba todo lo que era plástica, me gustaba el dibujo y pintar, pero no era algo que hacía comúnmente. En estos tiempos necesito un papel y lápiz para poder expresar y contarle algo a los demás. No era de ir a museos o muestras, pero la acompañaba mucho a mi madre. En ese momento algo así me resultaba aburrido, pero hoy tengo otra visión donde lo advierto muy atractivo al poder ver las cualidades y situaciones que te ofrece un artista. No tenían Internet y su imaginación bajaba a las obras de esa forma. Todos los artistas actualmente contamos con la ventaja de la tecnología y la posibilidad de visualizar una pinacoteca inagotable.

Tan susceptible M. Jacobs

Mi mundo es el Arte

¿Cómo iniciaste el proceso de dar a conocer tu obra?


M. Jacobs: En noviembre de 2022 hice mi primera exhibición en el Palacio Raggio, poder mostrar esas obras que tenía armadas y detonó una sensación fantástica. Fue mi primer contacto con la gente, advertir que aquello les gustaba y surgían críticas para mi arranque muy constructivas. Fuimos cuatro artistas y entre ellos estaba Peteco Carabajal. Me motivó hablar con colegas en ese contexto, venía del mundo del comercio y los negocios. Fue estimulante al advertir otra órbita para poder mostrar mis sueños y anhelos. Recuerdo que un día la circunstancia de definirme como artista fue algo muy difícil, aceptarlo me ayudó al relajarme, aportó temperamento para moldear mi personalidad, poder ver las cosas desde otro punto de vista. Me preguntan y no titubeo ante los demás en presentarme como un artista.

 

¿Cómo fue la génesis de tu flamante y novedosa colección?


M. Jacobs: Cuando me inicié en esto, pintaba lo que venía a mi ser, y llevaba a cabo pinturas de esas sensaciones que emergían iniciáticamente. Había un sensual nexo con la arquitectura, que es una profesión que me gusta mucho, me seduce lo social y entonces algo así era vincular estas dos cosas. Era interesante pero no me brindaba en ese momento demasiadas pistas sobre hallar mi estilo.

Un día me decidí a musicalizar mis obras. Era hallar canciones para esos cuadros. En ese momento insospechadamente surgió plantearlo al revés. Plasmar la pasión de la canción en el lienzo. Me encantó esa decisión y veo que a la gente le va gustando cada vez más. Así se acomodaron las piezas del rompecabezas y percibo que hay un mundo por delante para encarar este encuentro único de pintura y música. Creo que ahora deberían sumarse otros creativos, permitirme liderar esta tendencia y ayudarlos en ese planteo, porque en este contexto estoy haciendo una carrera.

M. Jacobs Obras

Dar en la tecla,  pincel en mano, melodía de todos

¿Qué canciones asomaron en esta primera selección de trabajos?


M. Jacobs: Primero, rock en castellano y nacional: “Costumbres argentinas” de Los Abuelos de la Nada, “Será” de Las Pelotas, “La melodía de Dios” de Tan Biónica, más el rock latino con “Corazón Espinado” que hicieron Santana con Maná. Una de mis obras favoritas es “En la ciudad de la furia”, de Soda Stereo, una de mis bandas favoritas. También elegí “El mareo”, aquella colaboración de Gustavo Cerati con Bajofondo, y  “Solo un momento” de Vicentico. En lo internacional “Message in a bottle” de The Police, “New Sensation” de los australianos INXS, “Ordinary World” de Duran Duran. Se trata de una gama de canciones muy icónicas y probablemente hurgaré en otros temas de todos estos creativos musicales.

 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de M.JACOBS (@artm.jacobs)

 

¿Cómo fue darle corporeidad plástica a canciones tan populares?


M. Jacobs: Comprende dos situaciones, por un lado la inspiración y otra mucho más tangible donde el autor transmite algo con su letra. Después me permito liberar todas esas sensaciones latentes en mí. “Message in a Botlle” fue un tema que disfruté de joven. Pero también hay canciones de algún grupo que pude ver, como A-ha, que los ví hace poco, y que provocó un cuadro. Están de gira por Europa y naturalmente “Take on me” era una invitación. El día que descubrí que podía dedicarme a pintar esta colección de pinturas atravesados por la música  fue una cosa maravillosa, casi orgásmica, mucha vinculación con un placer inédito. Me dí cuenta que había hallado lo que yo quería hacer dentro de la plástica.

Msg en una botella M. Jacobs

Sigue girando del cuadro al auricular

¿Cómo es el estatus de esta colección?


M. Jacobs: Creo que esta partida de obras es un paso, bañado de análisis, justamente es establecer un contacto y ver como lo recibe la gente. A fines de agosto, o tal vez principio de septiembre, exhibiré la colección completa de estas obras en una sala bastante más importante de Buenos Aires, con la chance de contactar mayor cantidad de público.

Tengo mucha curiosidad por saber por dónde asoma la seducción ante los espectadores y qué estímulos me proponen desde sus comentarios, al encarar este planteo artístico concibo a la música como el arte donde esos instrumentos son ejecutados de manera sensible y apropiada. Ahora no dejo de reconocer que me gusta la música electrónica, y también tengo un cuadro que se linkea con Miley Cyrus por su canción “Flowers”.

M. Jacobs Obras

Acercar a los más jóvenes al arte….

M. Jacobs: Es seducir por el camino menos esperado. Esta la ocasión de acercarse a una obra, con los auriculares y disfrutar de otra manera una obra, es un valor agregado. El cuadro te gusta o no te gusta, es como opera el arte, ya que no hay nada escrito, pero a partir de eso te llevas un plus, si encima tiene la canción que te gusta, bingo!!!

 

¿En qué momento una obra te dice que llegaste a buen puerto y no hay que agregarle ningún otro elemento o retoque?

M. Jacobs: Es muy difícil. Para cualquier artista determinar el final de una obra es lo más difícil de todo. Siempre pasás por al lado y percibís que algo le falta, “esto lo hubiera hecho distinto”, “esto lo puedo mejorar”. Pero hay un momento en donde uno debe barnizar y cerrar el cuadro, para darlo por concluído, y es una de las cosas que más me cuesta hacer. A su vez tengo un tema de ansiedad, porque al finalizar una obra surge inmediatamente la tentación de iniciar una nueva con otro tema musical. Está claro que el vacío que se produce al final de una obra es tremendo. Enseguida me pongo a pensar en la siguiente creación

M. Jacobs

¿Cómo es sembrar obras de arte en medio de la convulsión actual?


M. Jacobs: Qué difícil responder esto. En mi anterior etapa plástica, me puse a pintar desde el aspecto social diversas cosas de Buenos Aires, elementos que me tiran mucho. Hice una pequeña colección de cuatro o cinco obras, titulada “V31” (Villa 31), donde están las torres y los contrastes. Siento que el presente presenta un desafío, pero todo lo que acontece no deja de ser doloroso, por más que esta nueva colección ofrezca una cuota de entretenimiento. Es una parte de disfrute que debemos permitirnos para gozar de nuestra vida, más allá del lugar donde estemos. El arte nos va a salvar de este intrincado mundo.

 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de M.JACOBS (@artm.jacobs)

 

 

En colaboración: Mariano Oropeza

Fecha de Publicación: 22/06/2023

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Norah Borges Norah Borges. La pintura ha sido inventada para dar alegría
ArteTV Senderos del Color. Arte camino del mañana en el Palacio Raggio

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
Hipólito Yrigoyen. El adiós Hipólito Yrigoyen. El adiós al Padre de la Democracia

El líder del radicalismo insufló el rumbo democrático que la victoria de Raúl Alfonsín coronó en 198...

Biografías
René Favaloro René Favaloro: Rey de Corazones

Favaloro fue un hombre recto que nunca dejó de ser un médico rural. Y el argentino que hizo el mayo...

Historia
Mariquita Sanchez de Thompson Mariquita Sánchez de Thompson. Cartas del mañana

Una exposición en el Museo Saavedra recuerda la figura de Mariquita Sánchez de Thompson, una mujer q...

Nostálgicos
Estaño ¿Te acordás del Estaño?

Símbolo de la Buenos Aires entre la pulpería y el arrabal, el estaño fue el mostrador donde los parr...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades