clima-header

Buenos Aires - - Lunes 18 De Octubre

Home Gente Arte y Literatura Jorge Donn: bailar es soñar con el pies

Jorge Donn: bailar es soñar con el pies

El Día del Bailarín recuerda a Jorge Donn, un talentoso sin par que revolucionó las artes contemporáneas: “La danza se hace de a dos, como el amor”, dijo Donn y nada fue igual.

Arte y Literatura
Jorge Donn

“Para un artista, su país es aquel en que puede expresarse", repetía Jorge Donn aunque nunca olvidó sus clases con la maestra de maestros María Fux, la creadora de la danzaterapia, y sus raíces que mezclaban culturas de inmigrantes en las tardes en El Palomar. Inspiración del arte coreográfico de Maurice Bèjart, uno de los renovadores de la danza del siglo pasado, y partenaire de bailarinas rusas como Maya Plisetskaya y Natalia Makarova, Donn puso en el mapa a la Argentina en las artes en movimiento, y abrió el camino del mundo a Julio Bocca, Maximiliano Guerra y Paloma Herrera. A partir fines de los sesenta desde New York al Bolshoi todos cayeron rendidos a sus pies, “Bailar es soñar con los pies” aseguraba el argentino que se hizo popular con el Bolero de Ravel incluído en la película francesa “Los unos y los otros” Un ejemplo de vida que decía a sus alumnos, “Odio el confort. Es una trampa, es enemigo del esfuerzo; de la voluntad"

Jorge Donn nació en El Palomar, provincia de Buenos Aires, el 29 de febrero de 1948 (de acuerdo a su partida de nacimiento aunque el Día del Bailarín se celebre por su aniversario un 28) Fue uno de los cuatro hijos de Mauricio Itovich  y  Rosa Donn. En 1955 ingresó a la Escuela de Danzas del Teatro Colon, adelantado un año a la edad reglamentaria, y  durante los siguientes diez años aprende de Aída Mastrazzi,  Jorge Tomín, Michel Borowsky, María Ruanova, y ampliando sus conocimientos en danza moderna,  entonces muy mal vista en el Colón,  con Renate Schottelius. Para 1965 contaba con algunas participaciones en la compañía de Beatriz Ferrari, comerciales y televisión en canal 7, y un  papel de Puck en "Sueño de una noche de verano",  con Esteban Serrador. Para entonces ya usaba como nombre artístico el apellido materno. Todo iba orientado a transformarse en el primer bailarín del elitista Colón hasta que apareció Maurice Béjart, el coreógrafo francés que con su Ballet del Siglo XX llevó la danza a las masas “Quiero irme con usted para ser parte del ballet”, dice un adolescente Jorge, “Estamos completos. Además, eres demasiado joven”, retrucaba un Béjart en plena fiebre creativa, entre las bambalinas del Colón. Pero Donn ya tenía comprado el boleto para El Havre y su destino, “veinticinco años de mi vida" reconocía en sus memorias Maurice enamorado de Donn, su compañero e instrumento creativo para poner patas para arriba el arte con coreografías que transcendían el ballet y hermanaban el teatro y el cine “Simplificar y limpiar la danza; redescubrir y vivificar la tradición coreográfica universal: que la gente vea una danza y proyecte en ella su propia vida”, escribió el francés el proyecto que Donn hizo carne. 

"Maurice Béjart me enseñó a bailar con muy pocas palabras. Debo ser el discípulo con el que menos hablo. Un día se acercó hasta donde estaba practicando y me dio una bofetada. Ni siquiera me explicó por qué”, comentó Donn dedicado a la docencia en Lausana, Suiza, a mediados de los ochenta, "Lo cierto es que yo entendí lo que me había querido decir. Desde ese momento comencé a aprender. Esa es también mi forma de enseñar. No conozco otra", remataba en una visita a Buenos Aires donde recibió el Premio Konex a uno de los mejores bailarines argentinos de todas las épocas.

Jorge Donn

 

Donn, el clown de Dios

Béjart  comienza a crear especialmente para Donn,  su primer bailarín de inmediato, y fueron  más de treinta obras totalmente innovadoras: “Bhakti” (1968), “Nijinski, clown de Dios (1971)” -que tendría una recordada versión a principios de los noventa con Cipe Liconvsky-, “Golestan: el jardín de las rosas”(1973),  “Lo que el amor me dice” (1974), “Nuestro Fausto” (1975), “Leda” (1978), “Adagietto “(1981), entre muchas otras. En 1979 interpretó por primera vez Bolero de Ravel, ballet que originariamente había sido pensado para una mujer, y maravilló al director Claude Lelouch, quien le preguntó si se animaba para su película  de 1981, “Los unos y los otros” Ambos alcanzaron unos de los momentos icónicos del cine mundial a la altura de la escena del vestido de Marilyn o el helicóptero de Apocalypse Now. Eran los tiempos que otro gran creador, George Balanchine,  llamó a Donn como primera figura del New York City Ballet, y ya compartía con Béjart la dirección artística de la compañía radicada en Bruselas.

Su última labor para La Compañía del Sig!o XX fue “Dibouk” en 1988. Buscando nuevos desafios, tal vez con la certeza del poco tiempo en este plano, el bailarín intentaba efímeras agrupaciones en búsqueda de un senda propia al margen de Béjart.

“Pasé los dos últimos años de la exitencia de Jorge con él. Fue un período imborrable de largas charlas, tirados en el piso de su casa en el Pasaje de la Piedad, saliendo por Buenos Aires con amigos, de estar en constante contacto . Aunque a la distancia, siempre estaba aliado a Béjart" recordaba en una entrevista Aldo Itcovich, su hermano mayor en 1997, "Jorge se fue tranquilo de este mundo porque hizo lo que deseó y lo vivió a pleno. Supongo que Maurice encontró en él lo que plasmaba totalmente sus ideas y Jorge se entregó absolutamente a esto: su existencia estuvo dedicada a dar vida a la danza de Béjart" Donn fallece en Lausana el 30 de noviembre de 1992 por complicaciones originadas en el SIDA, en unos meses terribles para el mundo de la danza por la muerte casi simultánea de Rudolf Nureyev, otro revolucionario como él. Nijinski, Nureyev y Donn inventaron la danza que conocemos y disfrutamos en la actualidad.

Maurice Béjart con su "Ballet por la Vida", Denys Ganio "Tango una rosa para Jorge Donn" y Grazia Galante "Masticando Sueños” son algunos de los homenajes de grandes creadores al genial artista, que presta su nombre a la porteña Escuela Superior Nro. 2 “Jorge Donn” desde 2004, y miles de centros formativos en danza "En el fondo, en lo único que pienso, es en dar todo lo que pueda de mí”, confesó Donn antes de fallecer, Jorge una fuerza natural que iluminó millones.

 

Dice Jorge Donn

"Si tengo un lugar en el mundo fue porque sufrí para tenerlo. Voy a seguir teniéndolo, aunque me cueste más de lo que preveo. Un prejuicio considera que un bailarín termina su carrera a los 40 años ¿Quién pone ese limite? La sociedad. Bueno, yo no lo acepto. Siento que recién empiezo. Y estoy dispuesto a empezar", entrevista de 1988.

 

Dicen de Jorge Donn

“Seres que han vivido y que en un momento dado y por distintos motivos llegan a un punto mitológico, como Marilyn, como Evita. O como Jorge Donn” Maurice Béjart en un reportaje de Fernando López en www.lanacion.com.ar, 1997

 

Jorge Donn y Roberto Goyeneche con Juan Carlos Mareco en “Cordialmente” Canal 7. 1985

 

 

El Bolero de Ravel por Jorge Donn (1982)

 

 

Fecha de Publicación: 28/02/2021

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Martina-Cefalo-Danza El sueño de una bailarina
bailarines Día Nacional del Bailarín

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Juan José Riva Juan José Riva. “Con alambre atamos el equipo que inauguró la televisión argentina”

El último testigo que participó de la primera transmisión televisiva del 17 de octubre de 1951 cont...

Historia
La televisión La tele-visión antes de la Tele

Los primeros ensayos antes de la transmisión inaugural del 17 de octubre de 1951. Aunque empezó con...

Historia
Juan Lavalle Juan Galo Lavalle. Un corazón con espada

Un guerrero incansable de la Independencia Americana se transformó en la espada de una de las faccio...

Historias de gente
Guillermina Pilar Plá Nueve meses para amarme

La historia de Horacio Lascano y su mamá, Guillermina Pilar Plá, de 102 años

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades