clima-header

Buenos Aires - - Lunes 05 De Diciembre

Home Gente Arte y Literatura Ignacio Noé. El delicado sonido del Fierro

Ignacio Noé. El delicado sonido del Fierro

Parte de la brillante generación de artistas de la revista Fierro, Noé desarrolló una carrera internacional con un trazo que de tan realista, tan renacentista, es fantástico. Retrospectiva del Museo de la Ilustración Gráfica de Buenos Aires y el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa de Rosario.

Arte y Literatura
Ignacio Noé

En la tierra de Héctor Oesterheld y Jorge Luis Borges, en la década del ochenta, nuevas líneas llenaron de inquietantes cuerpos, y paisajes fantásticos innovadores, a la historieta y la ilustración.  Y todo en los kioscos, por el valor de un kilo de pan, el Gran Arte. Que repetimos una vez más de acá a la China: el humor gráfico y el dibujo masivo es el Arte Mayor de los Argentinos, debido simplemente a que sus artistas alcanzan un prestigio y difusión internacional que jamás tuvieron ninguno de nuestros artistas visuales. Carlos Nine, Roberto Fontanarrosa, Enrique Breccia y tantos otros encontraron su lugar en el cóctel molotov cultural que significó la revista Fierro, primera época, miles de ejemplares vendidos mensuales, y que abrió las viñetas a los valores emergentes en el antológico suplemento Óxido.

Además de los nuevos Max Cachimba, Maitena y El Tomi aparecía en Óxido un muchacho de Escobar que pronto fue el escogido por el fundamental Andrés Cascioli, editor de La Urraca, para continuar las tapas de la publicación; obra del no menos esencial Oscar Chichoni, ganador de un Oscar por su trabajo de director de arte de Eugenio Zanetti en 1995. Y la responsabilidad recayó en el veinteañero Ignacio Noé, que ilustró con una impronta personalísima aquellas portadas de fino erotismo y crudeza metálica. A partir de aquel espaldarazo, Noé construyó una trayectoria que vuelve a asombrar por su vuelo poético en la retrospectiva virtual organizada por el MIG- Museo de la Ilustración Gráfica de Buenos Aires y el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa de Rosario.

“Siempre me gustó dibujar. Cuando era chico, copiaba tigres y animales prehistóricos de la Enciclopedia Estudiantil. En el jardín de infantes ya estaba especializado en el dibujo de dinosaurios y ballenas dientudas”, contaba el propio Noé en “Life and Artbook” (Editorial Dícese.2014), una de las tantas publicaciones de un historietista e ilustrador con trabajos en Argentina, México, Estados Unidos de Norteamérica, Italia, España, Francia, Polonia, Bosnia, Holanda y Turquía. Noé que participó del libro “L´art de la bande dessinée” (2012), producido en conjunto con el Festival de Angouleme, el mayor encuentro del arte de los cuadritos. El argentino fue elegido en un selecto lote de 500 dibujantes que exploraron casi 200 años de creatividad gráfica.

 

Afinando con Noé

Para la presente exhibición virtual, curada por Hugo Maradei y Gonzalo Cadenas, se escogieron más de cincuenta obras de Noé, que incluyen sus primeros trabajos en óleo para la revista Fierro a las últimas producciones en acuarela, y desenvaina la evolución artística que derivó en un lápiz sobresaliente en la línea erótica. Que no piensa, siente. Y eso que Ignacio sobresale en el mismo territorio sexy que el maestro Horacio Altuna. Pero la complejidad que alcanza Noé, en particular en rostros y gestos, hacen que sus historietas, empezando con “El protector” (1990), con guión de Ricardo Barreiro, contenga galaxias de sentidos y deseos, en diálogo con su admirado Nine. Durante buena parte de los noventa y primeros dos mil, especialmente en España a través de la zarpada revista barcelonesa Kiss Comix, Noé es elegido de los mejores historietistas eróticos con títulos picantes, claro, del estilo “El Afinador”.

También la exposición online permite reconocer el surco intimista que logra Noé cuando se zambulle en la realidad argentina, responsable de varias tapas en la revista Noticias durante quince años. Quien no dejó de vivir en el país, y que dictó varios talleres, con manuales didácticos, “Ilustración e imagen Artística” (Editorial Dícese.2017). En el nuevo milenio comenzó una recurrente participación en publicaciones infantiles y juveniles de gran tirada de todo el mundo. El asombro de la infancia es dibujado entonces por el artista con una valencia narrativa singular.  “Noé es un afinado realista capaz de incluir sorprendentes toques de grotesco en sus ilustraciones. Su virtuosa observación de climas verdaderos no le impide transitar sin dudas los territorios de lo fantástico", afirmaba el gran guionista Carlos Trillo, autor del inimitable “El Loco Chávez” o la zafada “Clara de Noche”, del trabajo compartido junto a Ignacio en la historieta juvenil “Julián King” (2002).

 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Ignacio Noe (@ignacionoe_arte)

 

Dulce, cálido y flagrante

“Helldorado" (2006), publicada por la editorial belga Casterman y escrita por J. D. Morvan y M. Dragan, ganadora de las compulsas europeas en lo mejor de la temporada, "Douce, tiède et parfumée" (2013), con  guión de su autoría, y “Et on tuera tous les affreux” (2017), una novela de Boris Vian adaptada por Morvan, forman parte también de la galería de los mejores trabajos del argentino, en un rescate valioso de un material de un atractivo plástico distinguido con escasa, o nula, circulación nacional. Como el experimental “The gold of their bodies: conversation before death” (2009), un bizarro trabajo en formato comic sobre un reportaje realizado por el curador suizo Hans Ulrich Obrist al artista Ashley Bickerton, en la editorial del célebre y polémico artista conceptual inglés Damien Hirst. Muestras de un estilo de composición de un aura ensoñadora y renacentista, diría Ariel Olivetti, uno de los creadores del último fenómeno de la historieta argenta “El Cazador”, y hoy trabajando en la major Marvel y DC; y que Noé pinta dulzón en un juego plástico de lo bello y lo siniestro, lo erótico y lo hilarante. Como esa novia y esa garza flotando ambas, blancas y radiantes, aparentemente naives, lejanas de la basílica inundada. O el biólogo simiesco que mide el cráneo humano.   

+ Info

Migmuseo.blogspot.com

Ignacio-noe.blogspot.com

Fecha de Publicación: 26/08/2022

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Borges ¿Qué leía Jorge Luis Borges?
Carlos Loiseau Tiren, tiren papelitos a Caloi

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Medio Ambiente
tapir Sami La tapir Sami vuelve a la libertad

El mamífero de tres años fue liberado en la Reserva de Horco Molle y explorará su hábitat natural en...

Espectáculos
Museo historia rockera santafesina El Rock Argentino ceba su mate en el Paraná

Se presentó en Buenos Aires el Museo que recorre la rica historia rockera santafesina de sesenta año...

Así somos
Hinchas argentinos Cuando juega la Selección

Cada vez que la pelota comienza a rodar, se pone en juego mucho más que un partido de fútbol. ¿Qué n...

Deportes
Argentina - Polonia Argentina se puso en Modo Campeonato

La gran victoria de la Scaloneta ante los polacos encendió las ilusiones, pero el partido contra el...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades