clima-header

Buenos Aires - - Domingo 05 De Febrero

Home Gente Arte y Literatura Gonzalo Lauda. “Quiero que se valore nuestra historia”

Gonzalo Lauda. “Quiero que se valore nuestra historia”

El fotógrafo recrea las grandes batallas de la Independencia y la Guerra de Malvinas, con soldados de verdad, regimientos que estuvieron en el frente, y con la certeza que hay una historia no contada en imágenes por contar.

Arte y Literatura
Gonzalo Lauda

La representación de los hechos históricos ha sido fuente desde siempre de las artes. Hubo artistas en la Grecia de la Antigüedad que celebraron los grandes batallas del Peloponeso, hubo otros en la Francia revolucionaria o la Rusia soviética que dejaron las imágenes eternas del pueblo sublevado. En Argentina, artistas como Carlos Morel o Cándido López marcaron los primeros intentos de perpetuar la epopeyas de este pueblo, aunque con diferencias con sus contrapartes europeas. De este lado del Atlántico preocupó narrar la hazaña tanto como la mínima historia humana, la campaña rural igualitaria de Morel y los días sin novedad en el frente de López, que resaltan el compañerismo, la lealtad y la comunidad. Gonzalo Lauda, casi 150 años después, retoma este linaje que derrite el bronce a las grandes gestas como el Cruce de los Andes o la Guerra de Malvinas. Y en impactantes series fotográficas de batallas y sucesos históricos, de alto impacto visual y emocional, nos devuelven rostros reales que nos miran a los ojos.

“Yo sé que San Martín no iba en un caballo blanco, y aún se discute la existencia del sargento Cabral, pero yo voy por otro camino, recuperando el imaginario y poniéndolo en la actualidad. Yo quiero que se valore nuestra historia y que se recuperen ciertas imágenes que son importantes en la construcción de la Nación, de las cuales existen muy pocas. Que se imaginen a esos hombres valientes de 1810, ellos que tenían otra cabeza”, resalta el reconocido fotógrafo de la moda y la publicidad, desde su agencia STRUKA, y que a partir de 2013 con el bello trabajo “Agua” retomó sus intereses artísticos, descubiertos tempranamente cuando el padre regaló una cámara Minolta K1000 más las clases de Pedro Raota, precursor de la fotografía de autor, “Poner en imágenes que San Martín no cruzó primero los Andes, que ya se cruzaban desde los indios, sino que sin  GPS ni mapas rigurosos consiguió pasar un ejército entero por seis puntos distintos, y los reunió en Chile en tiempo récord. Esa es la cabeza y la grandeza de esos hombres que intento retratar”, acota el artista, quien el 20 de noviembre -Día de la Soberanía- presentará una nueva publicación que agrupe las series “Batallas”. Este libro se expande en la nueva colección fotográfica sobre combates en Malvinas, que fue presentada en “Sentir la Patria. Malvinas 40 años”, muestra reciente del salón San Martín del Edificio Libertador de Buenos Aires.

Periodista: ¿Cuál es la reacción del espectador ante las imágenes de sumo y crudo realismo de la Batalla de Riobamba o el fallecimiento de Martín Güemes?

Gonzalo Lauda: Muchos se quedan mirando y piensan que es un cuadro. Otros consultan si son personas reales o digital. ¡Y yo que me quiero matar con todo el laburo que me llevaron! (risas) Imaginate que para las fotos de la serie de Malvinas, que sacamos en Campo de Mayo, Sarmiento y Pigüé, provincia de Buenos Aires, trabajaron cien personas en tres días, luego de consultar meses a veteranos e historiadores.

Batalla Riobamba

P: De la Minolta de adolescente, ¿qué cámaras utiliza hoy para lograr semejante precisión en atmósferas y texturas?

GL: Uso dos cámaras, básicamente. En formato medio al principio una Hasselblad, ahora otra media, la Fleischmann, y sumo la Canon. Depende el viaje pero voy buscando en mis trabajos el detalle, la calidad, sean en publicidad o artísticos.

“Recrear un imaginario común”

P: En los noventa realizó importantes campañas de modas, en los dos mil trabajó para grandes como Quilmes o Nike, y a partir del libro sobre los mares y lagos patagónicos de 2013 inició una senda por la fotografía artística, ¿de dónde surgen sus fotos actuales de tintes históricos?

GL: Este proyecto tiene diez años y se concreta en 2016 con la serie “Independencia”. Y empezó con mis ganas de avanzar en la puesta en escena, y el manejo de gente, en mis trabajos fotográficos de arte. Con la inspiración de la recreación de escenas de la película de “María Antonieta” de Sofía Coppola, que fue seleccionada para el Salón Nacional (“Un Beso para Fragonard”. 2011), arranqué a investigar nuestra historia y comprobé que tenemos pocos cuadros, pocas imágenes. Justo viajé a Islas Malvinas por un contacto militar en 2015 y, con ese puente, empezamos a trabajar en conjunto con el Ejército Argentino, yo desde lo artístico, ellos desde la logística.

La primera que hicimos fueron las fotos de las Invasiones Inglesas, hecha en el mismo lugar que los combates en las calles de Buenos Aires. Luego pasé al Cruce de los Andes, en la cordillera, y al norte argentino. De ahí encaré las principales batallas de la Independencia.

Cruce de los Andes

P: ¿Cómo selecciona los hechos históricos?

GL: Mi idea es recrear un imaginario común con la mayor cantidad de elementos verosímiles y utilizando soldados reales, sin actores; y de los mismos regimientos que participaron en los combates. Algunos parten de mi cabeza, como la carga de los Granaderos en Riobamba, otras tienen que ver con los relatos, como la foto de la batalla de San Lorenzo y la caída de San Martín. En el caso de la Reconquista trabajé con unos recreacionistas que tienen los trajes ingleses impecables. En Salta encontré grupos que poseen elementos de primera para las puestas históricas. Siempre me rodeo de historiadores para dar el mayor grado de realismo, incluso yo mismo empecé a estudiar historia.

Otras series hubo que realizar todo de cero como las imágenes del Plumerillo en Mendoza -cuartel general del Ejército de los Andes de San Martín en 1816-, y  que fue la primera industria metalúrgica argentina. En 2022, y con Malvinas, estoy haciendo un cierre de estos siete años intensos ligado a la fotografía histórica.

Plumerillo

P: ¿Cómo lo recibieron en el Ejército cuando fue con la idea de recrear combates con soldados reales y regimientos que participaron?

GL: Todavía no lo entienden mucho, ahora quizá un poco más (carcajadas). Al principio venían con los uniformes impolutos y yo les pedía que se calzaran los más viejos y remendados. Les adelantaba que los ensuciaran antes de las tomas, y se resistían porque les exigen mantener los uniformes limpios. Hubo mucho trabajo de maquilladores. O con cañones brillantes, y yo los quería envejecidos. Lo que pasó con el tiempo es que todos quieren tener su foto, desde el soldado raso al jefe del regimiento, y eso me fue abriendo puertas.

“Evitar ese olvido doloroso”

P: ¿Por qué trabajar la Guerra de Malvinas?

GL: Un poco de casualidad. Viajé a Malvinas en 2015, invitado por un amigo que tenía un padre que falleció en combate sobre el océano, y poco data tenía, más allá que a los catorce quería ser piloto de avión y leía todo del conflicto. Y encontré algo que me sorprendió allá, así que fotografié casi la isla completa menos las bases militares, y creo, que aparece en esa serie como está hoy Malvinas, algo que pocos se imaginan. Y a raíz de esta visita, y las charlas posteriores con ex combatientes, surge recrear las batallas donde no existe registro fotográfico, y lo único es el relato de los sobrevivientes.

 

P: Es algo insólito que una guerra de hace 40 años no tenga mil imágenes de trincheras y cañonazos, ¿no existen las típicas fotos de combates tipo Vietnam?

GL: No, porque no se podía salir de Puerto Argentino. Todo lo que pasó en Monte Longdon, la mayor batalla del ejército argentino en el siglo pasado, no tiene ningún registro, ni fotos ni video. Yo estoy en contra de la guerra, de Malvinas con los militares en el poder y la política, pero reconozco que hubo muchos militares y civiles que estuvieron allí, que se la jugaron, y que fueron olvidados. Mis fotografías, que recrean escenas de la guerra, pretenden evitar ese olvido doloroso.

 

P: ¿Devoluciones de los ex combatientes?

GL: Cuando las expuse tuve la satisfacción que los veteranos comentaron que se parecía mucho a cómo lo vivieron. Uno me llamó hace poco agradecido porque fui fiel a ese momento terrible. Claro que la realidad habrá sido mucho peor.

San Lorenzo

Fecha de Publicación: 30/10/2022

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Mauro Jacobo Mauro Jacobo. “No se puede transmitir lo que no se contiene”
Independencia argentina La segunda Guerra de la Independencia: gloria argentina en Vuelta de Obligado

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Deportes
Messi 2026 Messi contra todos en Francia

La mala relación del jugador con la hinchada, su convivencia forzosa con Mbappé y las presiones gene...

Arte y Literatura
Lectura Gloria Alcorta La Gloria de Alcorta

Gloria Alcorta es otra de las escritoras ninguneadas por su condición de oligarca y amiga del mundo,...

Nostálgicos
Galería Sacoa Hace 60 años, Mar del Plata se convirtió en “Las Vegas” de los videojuegos

La “Ciudad Feliz” además de proponer buenos balnearios, destacada gastronomía y buena oferta de rop...

Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Coghlan Historia de los barrios porteños. Coghlan, dicen que sos inglés de tan porteño

Uno de los barriadas más pequeñas, fácil de caminar en una tarde, con orígenes en la inmigración vas...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades