Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El escultor poeta de los argentinos

Antonio Pujia, es considerado "el maestro de la escultura". Sus obras se exhiben en varios espacios públicos porteños. Te contamos más en esta nota.

Antonio Pujia (Polia, Italia, 1929 - Buenos Aires, 26 de mayo de 2018) introduce en la escultura argentina el movimiento y la poesía con profundas connotaciones existenciales. Trabajando diversos materiales, aunque en preferencia la piedra y el bronce, sus preocupaciones se centran en los sentimientos y los conflictos contemporáneos.

Llegado al país en 1937 se destaca desde edad temprana en el dibujo y comienza estudios en la Escuela Manuel Belgrano, más tarde en la Escuela Prilidiano Pueyrredón, siendo discípulo de Rogelio Yrurtia; una de sus grandes influencias junto al artista italiano Amedeo Modigliani. En 1956, tras recibirse de profesor de la Escuela Ernesto de la Cárcova, obtiene por concurso la jefatura del taller de escultura escenográfica del Teatro Colón. Uno años después se consagra con el Premio del Salón Municipal Manuel Belgrano con un estilo escultórico que captura el dinamismo de los danzarines del Coliseo Argentino, que luego se ratifica con el Premio de Honor del Salón Nacional de Artes Plásticas y el Gran Premio del Fondo Nacional de las Artes "Augusto Palanza"

Durante los setenta profundiza su compromiso social con la serie dedicada a la hambruna africana, el Martín Fierro y, finalmente, su dura crítica en plena dictadura con la contundente "Libertad amordazada" (1979). Repartido entre la docencia pública y privada por más de medio siglo, con picos creativos como la serie de los noventa "Sin pan y sin trabajo", en los dos mil llegan importantes retrospectivas de Pujia en museos nacionales y galerías internacionales.

En la Ciudad de Buenos Aires se puede apreciar a este maestro escultor argentino en la Plaza Vélez Sarsfield de Floresta y en la estación San Pedrito de la línea A.​

Dice Antonio Pujia

"Recuerdo cuando mi maestro de séptimo grado de la escuela de la calle Eleodoro Lobos en Caballito, el señor Ricardo Furlong, me recomendó estudiar Bellas Artes ¡Esas palabras sonaban a gloria para mí aunque no sabía de lo que me estaba hablando!...cuando años más tarde llegué al fin a tocar arcilla en las clases esculturas fue cerrar los ojos y volver a mi infancia, a mis dibujos de la primaria, y más lejos, a las tardes junto al arroyo de mi pueblo en Italia. Aquel día que volví a trabajar con arcilla supe que jamás me volvería a separar de ella".

Entrevista con el autor (2011)

 

Dicen de Antonio Pujia

"Antonio Pujia que, momentáneamente dejado de lado los materiales que hablan de la fuerza y de la pujanza, se vuelve hacia la ternura, la poesía y hasta la intimidad del trabajo de orfebre, en pequeñas piezas que conquistan por su lirismo, por la sosegada y la vez nerviosa cadencia que las preside, por la fineza del detalle y por la dulzura de los efectos...de un linaje similar a la magia, a la ilusión, al breve, lacerante, conciso poema".

César Magrini en catálogo Alonso-Pujía-Cañás. Quilmes: Museo Municipal (1980)

 

Mirá a Pujia trabajando en su Taller para el programa de Lalo Mir, La vida es arte (2007)

Rating: 5.00/5.