Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Un sureño entre la NASA y Marte

Su nombre es Miguel San Martín y es rionegrino. Hace 30 años que trabaja para la NASA y sigue soñando con clavar bandera en Marte.

Miguel San Martín nació en Villa Regina (provincia de Río Negro). Se enamoró del cielo y del espacio mirando desde la tranquera de la chacra rionegrina donde vivía con su familia. Cursó la secundaria en Buenos Aires y, una vez egresado, viajó a Estados Unidos para hacer un curso de inglés. ¡Jamás se imaginó que terminaría trabajando en la NASA!

Ejemplo de lucha y perseverancia

Dicen quienes lo conocen que este rionegrino es ejemplo de esfuerzo, convicción y pasión. Llegar a donde está hoy no le fue tarea sencilla; tuvo varias caídas en el camino.

Con tan solo 19 años emigró solo a Estados Unidos. Había viajado con el objetivo de permanecer allí 6 meses para hacer un curso de inglés. Sin embargo, se entusiasmó con la idea de quedarse y empezar en aquel país sus estudios universitarios.

El primer baldazo de agua fría lo tuvo cuando fue rechazado para ingresar a la Universidad de Cornell en New York. Con cierta nostalgia, recuerda que, en aquellos tiempos, no manejaba muy bien el inglés y le costaba horrores completar los formularios. La barrera del idioma fue el gran obstáculo en aquellos primeros años de estudiante.

Finalmente, no dio por terminada su aventura en ese país y decidió probar suerte en la Universidad de Siracusa. El rionegrino recuerda que llegó a la ciudad en micro sin saber que allí se quedaría por varios años. Una vez allí, pidió directamente una reunión con un responsable de admisiones, a quien logró impresionar con sus notas y estudios de cálculo, física y electrónica. La admisión y su paso por aquella institución la abrieron las puertas a las mejores universidades del mundo.

Con perseverancia, logró recibirse de ingeniero en cuatro años. Después se mudó a Cambridge (Massachusetts) para estudiar una Maestría en Aeronáutica y Astronáutica enel Massachusetts Institute of Technology (MIT)

Su llegada a la NASA y su corazón puesto en Marte 

A los 26 años cumplió su sueño de conseguir un trabajo en la NASA y nunca más se fue. Participó de cuatro misiones espaciales y se enamoró del misterio de Marte. Fue parte de las misiones Mars Pathfinder (1997) como jefe de Ingeniería,​ Mars Exploration Rovers Spirit y Opportunity (2004) y Mars Science Laboratory Curiosity (2012). También fue asesor en las misiones Topex, Mars Polar Lander,​ Deep Impact y Phoenix.

Reconocido mundialmente con varios premios por su participación en el desarrollo de sistemas de control para vehículos de exploración, San Martín hoy vive en San Gabriel (California) junto a su esposa y dos hijas norteamericanas. Este 2020 se prepara su próxima misión a Marte y recomienda “seguir los sueños, no perder la fe y trabajar duro”. Según su propia experiencia, las cosas no pasan por arte de magia, dependen de cada uno y requieren de esfuerzo y perseverancia

Rating: 0/5.