Skip to main content

Un misionero en Londres

Un misionero en Londres junto a su esposa polaca y un fernet llevan la argentinidad a Inglaterra. Te contamos su historia.
Argentinos por el mundo
Un misionero en Londres junto a su esposa polaca
09 diciembre, 2019

Hace aproximadamente un año, Pablo Contreras estaba coordinando tours en Misiones, tierra de las Cataratas. Estas son una atracción mundial, turistas de múltiples destinos visitan cada día esta maravilla natural. Y fue una de esas visitas turísticas la que cambió la vida de Contreras, y lo convirtió en un misionero en Londres.

El día más pobre en actividad resultó ser uno de los más importantes en la vida de Contreras. “Yo hacía tours en bicicleta y ese día tenía una sola reserva”, contó el guía. Magdalena Wiśniewska es una fisioterapeuta polaca que había decidido viajar sola. Realizó el tour que había reservado con Contreras. Compartieron mates, una pizza, una cerveza y la noche llegó con un paseo por los bares de Iguazú. Un beso en la mejilla cerró la velada y un intercambio fotos a través de WhatsApp.

Continuó el intercambio de mensajes aproximadamente por un mes, y la necesidad de verse aumentó. Magdalena es polaca, pero vive en Londres. Volvió a Argentina para reencontrarse con Pablo y disfrutar de unas vacaciones en Brasil. La polaca, por amor, decidió apostar por Argentina: vivió 11 meses junto a Contreras en la provincia de Misiones. Pero aparecieron los problemas, migratorios, lingüísticos y de costumbres.

Las presiones los llevaron a tomar decisiones rápidas: primero se casaron; a los tres meses, Contreras había vendido todo. Lo único que tenía era un pasaje de ida a Inglaterra. Sin imaginarlo, Pablo se había convertido en un misionero en Londres.

La vida en Londres

La vida ahí es distinta, pero su trabajo es el mismo, guía turístico. Dejó los tours en la selva y lo medioambiental por tours en las afueras de Londres y explicaciones históricas. El comienzo no fue fácil, tuvo que coordinar trabajo con estudios, sus días eran largos.

La argentinidad

No pudo exportar toda la argentinidad: “Mi señora no toma mate, pero el fernet le encanta”, contó el misionero en Londres. Su vínculo con Argentina está vigente, no solo por su familia, sino por la actualidad. Escucha mucho la radio. Cuando pueden se animan a preparar las masas para empanadas, y asegura que salen muy ricas.

Londres es una ciudad cosmopolita, no tuvo problemas de adaptación cultural. Al decir que es argentino, lo primero que escucha es Maradona, Messi y asado. El tema racial es algo que se siente, pero que no está expuesto. En las discusiones se hace evidente porque el primer insulto será referido al país de origen o a una mala pronunciación del inglés.

La vuelta a Argentina

El misionero en Londres sabe que es difícil, las condiciones de Misiones son extremas para su esposa. Pero no descarta continuar su vida familiar en algún otro punto del país.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X