clima-header

Buenos Aires - - Domingo 24 De Octubre

Home Gente Argentinos por el mundo Trabajar en la playa, entre olas y delfines

Trabajar en la playa, entre olas y delfines

El sueño de muchos. Victoria lo cumplió. Se recibió de veterinaria y se fue a trabajar a Playa del Carmen. Cambió la montaña por las olas y los delfines

Argentinos por el mundo
Trabajar en la playa, entre olas y delfines

Vicky Santucci tiene 30 años. Desde hace algunos años trabaja en Playa del Carmen con mamíferos marinos, haciendo valer el título de veterinaria que consiguió en su Mendoza natal. Todos los días son distintos, no tiene rutina. Cambió la montaña, las piedras y la tierra por la playa, la arena y las olas. Cambió los pumas de la Cordillera por los delfines del Caribe.

No bien terminó el secundario en Mendoza, comenzó a trabajar. Sintiéndose independiente, como lo es hoy en su nuevo estilo de vida. “Trabajé desde los 18 años en Mendoza en otro rubro, al mismo tiempo que hacía la universidad”, confiesa Vicky a través de un largo cuestionario que, gentilmente, accedió a contestar vía Instagram. Estudió en la Universidad Juan Agustín Maza, donde se recibió en 2016. “Y antes de recibirme trabajé de mi carrera como ayudante en algunas clínicas veterinarias. Pero apenas me recibí me ofrecieron trabajo desde México y acá es donde he ejercido como recibida ya”.

Vivir donde todos están de vacaciones

Pavada de lugar eligió Vicky para vivir: “Vivo en Playa del Carmen, elegí México porque vine a unas prácticas aquí, me habían dicho que era un lindo país, amigable y además por compartir el mismo idioma. Vine directo a Playa del Carmen porque aquí es donde más trabajan con mamíferos marinos que es lo que me gusta, y estando acá me di cuenta que también hay muchos otros argentinos viviendo aquí”.

Se especializó en algo poco común en Mendoza. “Acá me dedico a la medicina de mamíferos marinos, trabajo en una cadena de parques ecoturisticos que se llama Xcaret y sí, lo disfruto mucho”. La mendocina destaca el hecho de haber salido de la rutina que proponía su ciudad. “Ir a trabajar cada día es un nuevo desafío y no hay ni un día que se le parezca al anterior y eso hace que no caigas en una rutina por lo cual entonces nunca te aburrís. La gente que vive aquí es muy cálida y la gente que viene de visita aún más, como vienen de vacaciones solo piensan en desestresarse y divertirse, y eso hace que todos podamos llevar un ritmo de vida bastante relax y confortable”.

¿Cómo es un día de trabajo en Playa del Carmen?

“Durante la semana de trabajo, hacés horario de corrido como le llamamos nosotros, entramos 9 am y salimos 5 pm; en el medio almorzamos en un comedor y ya después de las 5 tenés todo el resto del día para vos y hacer lo que quieras. La verdad que las mañanas y tardes de trabajo se pasan rapidísimo y cuando te querés acordar ya casi es la hora de la salida. Tenemos dos días libres o de descanso a la semana, en los cuales podés hasta quedarte todo el día en casa sin hacer nada o irte a la playa, a algún roof top con piscina en la terraza, algún tour que hagan por la zona o un poco más alejado y, si tenés ganas de recorrer, lo podés hacer en el mismo día yendo a distintos lugares de la Riviera Maya como Cancun, Isla mujeres, Isla Holbox, Tulum, Bacalar, Mahahual, Akumal, Xpuha y así podría seguir nombrando muchos más, todos con playas y listos para recibir visitantes”, comenta Vicky, sin temor a la envidia que pueda despertar en los lectores.

El coronavirus en México

“Acá en México nunca se estableció una cuarentena obligatoria, siempre fue jornada de distanciamiento social por lo que realmente nunca fue que se paró por completo Playa del Carmen. Ese periodo duró como unos 3 meses en donde no había tantos movimientos, pero ya en el mes de junio comenzaron a abrir los parques nuevamente y desde ahí hubo flujo de gente, siguieron llegando turistas y hoy la verdad que ya se ve un movimiento casi normal”.

Sin embargo, la pandemia tuvo su efecto: “En donde yo trabajo sí afectó la pandemia porque es una ciudad turística, pero siempre buscan la forma de reinventarse. En particular en mi caso lo único que sucedió fue que nos redujeron un poco el sueldo para reajustar y no tener que echar gente, y fuera de eso como trabajo con animales nunca tuve que dejar de ir a trabajar porque nos consideran grupo esencial, entonces realmente no sentí la cuarentena como sí les tocó más fuerte a otras personas”.

Sin embargo, el COVID-19 la hizo estar lejos de su familia en un momento trascendental. “En lo único que me afectó es que falleció mi abuela en Mendoza en ese periodo y no pude viajar a despedirme por los aeropuertos cerrados de Argentina”.

Vivir en el exterior

Hoy que tan instalada está la idea de los argentinos que quieren emigrar, charlamos con Victoria al respecto. “Las ventajas de vivir en el exterior son claramente muchas más que las desventajas. Cómo ventaja es que acá realmente se pueden hacer cosas que capaz estando en Argentina no hubiera podido hacer. Como recorrer muchos otros países, ya que acá los pasajes de avión no son caros. Tener la playa siempre cerca es una ventaja también, ya que, si estás cansado o te querés ir a tomar algo con tus amigos, te vas un rato a la playa y ya”.

“Estar en una ciudad turística también tiene la ventaja de que permanentemente estás conociendo gente nueva, de otras culturas y aprendiendo bastante de otros lugares que después te sirve hasta de contacto para ir a conocerlos”. Además, el trajín de Buenos Aires o hasta su Mendoza natal, queda opacado por la tranquilidad de la playa: “El estilo de vida acá también es una ventaja al ser mucho más relajado, la gente se mueve en bici, caminas tranquilo por algunas calles y eso hace que vivas tranquilo y desestresado. Saber que no hay inflación también es una ventaja, ir al súper a mí me cuesta exactamente lo mismo ahora que hace 4 años atrás cuando apenas llegué. La cercanía con otros lugares bonitos por la Riviera Maya también es una ventaja porque te podés ir un finde de ocio a cualquier lugar y lo disfrutás mucho la verdad”.

Prácticamente para contestar la pregunta y no sonar engreída, mencionó algunas pequeñas e inocentes desventajas: “Y como desventajas es que claramente también extrañás a tu gente y a tu cultura, aunque sabés que los seguís viendo y yendo a visitar, pero hay días o fechas específicas en las que claramente te gustaría estar ahí con ellos y estando fuera te la tenés que bancar”.

Fecha de Publicación: 07/10/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

El colombiano que vende chimi en Australia
Holanda Una nueva vida en Holanda

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
Norah Lange Alguien para no olvidar, Norah Lange

Musa de la primera vanguardia histórica argentina, la escritora es mucho más que la mujer que enloqu...

Historia
Batalla de Cepeda Batalla de Cepeda. Deseo que los hijos de Buenos Aires sean argentinos

Un vencedor de Cepeda Justo José de Urquiza exclamaba pacifista en la iglesia de San José de Flores...

Historia
Instituto Bernasconi Instituto Bernasconi. Una Sorbona para la Enseñanza Primaria

Se cumple un siglo del inicio de la construcción del Palacio Escuela de Parque Patricios. Martha Sal...

Empresas y Negocios
Taragui Taragüi: cómo llegó a convertirse en la yerba más elegida por los argentinos

Durante varias generaciones, la familia Navajas intentó cultivar yerba mate. A pesar de que el prime...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades