Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Nuestras danzas, por el mundo

Juan Pablo Vino es un bailarín de tango y folklore que hizo una carrera internacional con nuestras danzas por el mundo. Llegó, incluso, al gran Circo Ruso.

Salir al mundo para mostrar nuestras danzas: a eso se dedica Juan Pablo Vino, bailarín, coreógrafo y productor. A lo largo de su carrera, ha recorrido distintos países bailando tango y folklore. Un verdadero embajador de la música de nuestra tierra.

Todo comenzó con una oportunidad: Juan Pablo realizó una prueba y se unió a una compañía de circo en Bélgica. A partir de entonces, dejó Buenos Aires y comenzó un largo camino que lo llevó a mostrar nuestras danzas por el mundo.

En ese transitar, hubo un hito particularmente especial: es el único argentino que llegó al gran Circo Ruso. Allí realizaba un número en el que la audiencia quedaba impactada por su manejo de las boleadoras. Es que Juan Pablo siempre se ocupó de representar las tradiciones de nuestro país en cada lugar en el que actuaba.

Su camino por el exterior, sin embargo, lo trajo de nuevo a casa. Luego de recorrer distintos escenarios –en tierra y sobre el agua, porque también trabajó en distintos cruceros– regresó a la Argentina para crear su propia compañía: Pampas Devils. Hoy es el encargado de reclutar a un grupo de bailarines que deslumbran al público que los contrata para sus shows, dentro y fuera del país.

Juan Pablo es un argentino por el mundo, pero también es un argentino en casa. Hoy sigue emprendiendo viajes con sus danzas, pero el camino de regreso siempre es el mismo. Solo se va un ratito a mostrar eso que es tan nuestro, pero vuelve a su tierra para tomar impulso y volver a volar.

Rating: 4.00/5.